Alerta empresarial por el aumento del "costo covid"

Economía

La pandemia incrementó 17% el costo laboral sólo por traslado del personal. Suben gastos en logística, entre otros.

La pandemia trajo consigo profundos cambios en la vida cotidiana, las relaciones del trabajo y la economía. Las empresas no esquivaron esa lógica: la reducción del transporte público, los protocolos sanitarios, el distanciamiento social son algunas de las características de la actual etapa. En este sentido, distintos sectores advierten por una disparada en los costos que afrontan de cara a la nueva normalidad. Desde la Unión Industrial Argentina, por ejemplo, afirman que el traslado del personal generó un aumento del 17% en el costo laboral.

El centro de estudios de la UIA produjo un detallado informe sobre el impacto de estas variables. De allí se desprende que el 64% de las empresas radicadas en la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires se hace cargo de la movilidad de sus trabajadores. Además, se detectó que estos inconvenientes pueden incrementar hasta un 4% el costo total de los productos en los sectores trabajo intensivo.

El mismo relevamiento marcó que el 71% de las firmas encuestadas registró problemas en el transporte interjurisdiccional de cargas por los controles y protocolos provinciales. “Esto trajo un aumento sustancial del gasto en logística, que es uno de los que más pesa en la cuenta final”, señalaron desde la entidad.

Guillermo Siro, presidente de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires, indicó a Ámbito que “alrededor de un 20% de la fuerza laboral no está trabajando por encontrarse en edad de riesgo, tener familiares a cargo o por alguna enfermedad preexistente. Es personal que no asiste pero cobra el 100% de su salario”. A su vez, agregó que los estudios realizados por CEPBA dan cuenta de que las superficies no utilizadas debido al cumplimiento de protocolos sanitarios traen un incremento de los costos fijos de un 15%. “Locales que podían atender a diez personas a la vez ahora pueden dar respuestas sólo a cinco. Incluso hay fábricas que no pueden poner todas las máquinas en funcionamiento”, sostuvo.

La nueva estructura de costos que se ha desarrollado en gran parte del sector productivo y comercial también contiene un sistema de turnos laborales para evitar contagios masivos. La mitad del personal asiste a sus puestos de trabajo durante quince días y la otra mitad se queda en casa. En el siguiente período ocurre lo mismo, pero exactamente al revés. Esto evita que en el caso de un covid positivo haya que aislar a la plantilla completa, pero también reduce la productividad hasta un 30%.

“Un 24% de las fábricas del sector ubicadas en la Provincia de Buenos Aires y el 17% de las ubicadas en Córdoba realiza testeos preventivos que debe solventar por su propia cuenta”, sostiene una encuesta de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la Argentina a la que Ámbito pudo acceder.

En la extensa enumeración de dificultades mencionadas por el sector privado aparecen: el crecimiento de los costos financieros tanto para el capital de trabajo como para las operaciones tradicionales de bienes e insumos, la escasez de materias primas y el incremento en la carga de los servicios públicos, que en muchos casos envían facturas similares a las de la prepandemia a empresas que no operan o que lo hacen parcialmente.

La coincidencia sobre el impacto directo que la pandemia está teniendo sobre la rentabilidad atraviesa a los sectores de la industria y el comercio. “No se está logrando trasladar estos costos a los precios. En muchos casos se trabaja a pérdida y en otros se toma la decisión de no operar porque no conviene”, señaló a este medio Pedro Cascales, vocero de CAME. En este sentido, esperan que el Programa Ahora 12 y los estímulos al consumo que el Gobierno está lanzando sirvan para recuperar en los próximos meses parte del terreno perdido.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario