Lo que se dice en las mesas

Economía

Ni el oro ni el bitcoin se salvan de la carnicería. Para el IIF el Covid-19 es un nuevo Sudden stop. ¿Bazuca o pistola de agua? Tras cena con Trump y Melania en Miami, ¿cuarentena en Palm Beach? Cruce de figuritas sobre el canje de deuda. Nada bueno ni nuevo.

¡Cuerpo a tierra! Los inversores se atrincheraron bajo el único mandamiento de privilegiar la liquidez. Así con la mira puesta en el “cash” apuntaron sobre todos los activos, incluso, hasta sufrieron los tradicionales refugios, como el oro y los nuevos, como el bitcoin. Solo se salvaron, obviamente, los bonos del Tesoro de EE.UU. y algunos soberanos europeos. No hay duda que Jerome (Powell) se asustó por el credit crunch y se calzó el bazuca con una munición de u$s1,5 billones. Igual el mercado ya pide ¡un recorte de la tasa (fed funds) de 0,90 puntos! Pero el IIF bautizó al coronavirus como “the Covid-19 sudden stop” lo que da una idea de lo que viene.

Y algo se vio ayer porque a pesar de la reacción de la Fed, la mayor desde la crisis del 2008, no impactó en Wall Street. Esto reflejaría que la credibilidad de la Fed está destrozada, o bien, que el mercado espera un rescate fiscal, o alguna combinación de ambos. Hay que recordar lo que dijeron recientemente Eric Rosengren y Janet Yellen: la Fed tendrá que comprar acciones durante la próxima crisis. De modo que hasta que los mercados no obtengan lo que necesitan, la Fed es ahora un espectador secundario y, de hecho, si la bazuca falla, Powell podría considerar presentar su renuncia. ¿Será el bazuca una pistola de agua? Por lo pronto, los operadores del mercado monetario de Nueva York y Londres advierten por la “japanificación” de los rendimientos y alertan que ya hay u$s15 billones de bonos con rendimientos negativos. El problema es que los recortes de emergencia aceleran el cambio estructural hacia la impotencia de la política monetaria. La diferencia entre 2008 y 2020 es que en la crisis anterior los recortes de tasa fueron de 500 puntos promedio.Antes del colapso de Lehman, los principales bancos centrales desarrollados tenían alrededor de 4,150 puntos de espacio por encima de cero en los recortes de tasas convencionales. Estaba justo por encima de 600 puntos el 2 de marzo, y esto se ha reducido en 175 puntos desde entonces.

P28 - games2 1x6.jpg
Bazuca. Jerome disparó, ¿al aire?

Bazuca. Jerome disparó, ¿al aire?

Un banquero de inversión que logró “escapar” de Nueva York comentó datos de color a colegas criollos que están en el “negocio del canje”: 1) tras conocerse que el secretario de Comunicaciones de Bolsonaro, Fabio Wajngarten, había dado positivo de Covid-19, se encendieron las alarmas en la Casa Blanca porque compartió una cena con Trump y su mujer en el emblemático Mar-a-Lago en Palm Beach. ¿Trump lo pondrá en cuarentena al complejo de Miami?; 2) el que parece no se achica frente a la hecatombe es Jeff Bezos (CEO de Amazon) que se estaría quedando con el edificio de Lord & Taylor en el Midtown Manhattan a cambio de u$s1.150 millones. Dicen que será la nueva sede de Amazon en Nueva York y que albergará a 4.000 empleados. WeWork estaba interesado en ese edificio pero desistió; y 3) The Council on Foreign Relations canceló el seminario “Doing Business Under Coronavirus” a raíz del Covid-19. Una verdadera ironía.

En el medio de todo el descalabro financiero mundial, en Argentina se sigue con inquietud el derrotero del proceso de reestructuración de la deuda, que debería estar listo a fin de mes. Durante un desayuno de trabajo por el Bajo porteño dos economistas con llegada tanto a Economía como a los Fondos de Inversión dialogaron sobre el momentum. Escepticismo y malhumor, podría calificarse el resumen del diálogo. Ambos participaron de las reuniones que mantuvo el ministro Guzmán con los fondos e inversores internacionales por el canje. Ninguno de los visitantes se retiró conforme del Palacio de Hacienda. No entendieron ni la forma de negociar ni lo que pretenden claramente. No tienen dudas que la negociación será bien “empiojada”. También el manejo de la deuda en pesos congregó críticas que siembran dudas sobre lo que viene. Un tema que nadie lo tiene claro, incluso en el Gobierno, es si habrá nuevos bonos o se reprogramarán los bonos actuales. Ni los bancos “elegidos” por Guzmán (HSBC y BofA). Lo cierto es que tras conocerse la lista de bonos en dólares, ello no implica que finalmente entren en el canje. Por lo pronto todos los vinculados al caso argentino a uno u otro lado negociador recibió instrucciones desde NYC de no viajar a ningún lado por el Covid-19. Se comentó mucho el reporte del BofA que valuó la acción de YPF en u$s1! Sobre el mapeo de bonistas en Hacienda, ya ampliaremos.

Dejá tu comentario