Crece más la tasa de plazo fijo: ya está en 60% anual

Economía

El encarecimiento del dinero que presta el Banco Central a las entidades hace que los bancos prefieran captar plazos fijos pagando tasas de hasta 60% anual por depósitos de más de $ 100 mil. Las grandes empresas y los fondos de money market son los clientes de este negocio. La tendencia de estas tasas, después del comportamiento de ayer del dólar, es a la suba.

Estas tasas se pagan por depósitos con dinero nuevo, fuera del «corralito», ya que las entidades cuando es así sólo deben inmovilizar 5% de lo que captan, como encaje.

Si los bancos decidieran pedirle dinero al Banco Central, por redescuentos o pases deberían pagar tasas superiores a 70% anual.

Si se observa que el stock de pases y redescuentos (dinero prestado por el Central a los bancos) está en $ 15.800 millones, se verá que ha subido apenas $ 400 millones en 15 días. Antes, estos préstamos crecían a un ritmo de más de $ 100 millones diarios, pero en ese momento la tasa que cobraba el Central era muy baja -15% anual-y los bancos aprovechaban para financiarse y utilizar ese dinero para la compra de dólares.

El Central cambió su estrategia y ahora cobra más caro el redescuento y los pases, y ha puesto castigos muy grandes para los bancos que se atrasen en la integración de los efectivos mínimos. La tasa de castigo ahora es el doble de la de Letras, por lo que la entidad que no manda el porcentaje de dinero que debe inmovilizar en relación con los depósitos que capta, debería pagar una tasa de casi 130% anual.

A corto plazo esta política de tasas duras tiene efecto y esto se observa en el precio del dólar que está por debajo de $ 2,80 en las entidades que venden por cuenta y orden del Banco Central. Pero cuando esta política monetaria de tasas altas se prolonga tiene efectos devastadores sobre la actividad económica. Por caso, no pagar impuestos tiene un castigo de 3% mensual y los bancos pagan por plazo fijo 5% mensual.

• Recargo

En estos momentos, el costo de estas tasas altas se está trasladando a precios, ya que los proveedores lo recargan a sus productos cuando les venden a supermercados y mayo-ristas (que son los únicos que tienen crédito).

Sin embargo, para las entidades que están en buena posición, estas tasas altas son un buen negocio. Por caso captan depósitos en pesos que se indexan por el valor del dólar y no tributan encaje si se colocan íntegramente en la licitación de Letras del Banco Central. Es decir, la entidad no tiene costo alguno. Ayer, por ejemplo, en las Letras indexadas por el dólar a 28 días se pagó una tasa de 40% anual. Esa tasa es ganancia plena del banco.

Para los pequeños y media-nos ahorristas por ahora no es atractivo depositar en bancos, ya que las tasas que se pagan por Letras parecen un mejor negocio. En el tramo no competitivo el público puede invertir y lograr rendimientos de 60% anual en pesos. En cambio, en los bancos por un plazo fijo a 7 días no les dan más de 30% anual. Siempre por nuevos plazos fijos hechos con dinero fuera del «corralito».


Dejá tu comentario