Crecen 25% importaciones y cae superávit

Economía

El superávit comercial registró en junio una caída interanual de 8,5% por un fuerte crecimiento de las importaciones y totalizó u$s 901 millones, según lo informó ayer el INDEC. Así, el resultado para el mes pasado se explica por las exportaciones de u$s 4.480 millones (con incrementos de 17%) mientras que las importaciones subieron 25% a u$s 3.580 millones.

Las cantidades de las ventas al exterior experimentaron en junio un aumento de 5% y los precios 11%. Sin embargo, los volúmenes importados crecieron 22% «en un entorno de precios estables», tal como lo explica el comunicado.

Para el economista Manuel Sánchez Gómez, de MVAS Macroeconomía, «el incremento de las cantidades exportadas era un dato esperable que refleja que la última cosecha fue buena».

Como respuesta a la crisis energética sobresalen tanto una disminución de las ventas al exterior como un aumento de las compras de combustibles y lubricantes. De esta manera se dio una fuerte suba de estas importaciones, que registraron la mayor variación (55%) de todos los rubros. A su vez, las exportaciones de combustibles marcaron un rojo de 37%, la única caída de las ventas. «Tanto el fueloil como el gasoil son combustibles caros, y el aumento de este tipo de importaciones se dio por los paliativos frente a la crisis energética», explicó Sánchez Gómez.

A su vez, el resultado de junio es un reflejo de lo que ocurrió en el primer semestre del año, cuando el superávit comercial fue 18% inferior al del mismo período de 2006 al totalizar u$s 5.126 millones. Entre enero y junio, las compras al exterior treparon 24% a 19.420 millones y las ventas 12% a u$s 24.546 millones.

Los analistas consultados por el Banco Central en su Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) esperaban para junio en promedio un saldo positivo menor que el registrado de u$s 874 millones.

  • Incremento

    En junio, las compras de bienes de capital crecieron 22% a u$s 805 millones y las de bienes intermedios 23% a u$s 1.222 millones, ambos esenciales para el desarrollo industrial del país. Sin embargo, tal como se mencionó, los combustibles aumentaron 55% (y se ubicaron en u$s 337 millones y los bienes de consumo 29%, para registrar u$s 387 millones).

    A su vez, dentro del rubro bienes de capital, se contabilizaron las importaciones de celulares (no utilizados en el proceso productivo) y de un avión, « ingresado temporalmente por 365 días», tal como reza el informe del INDEC.

    Por el lado de las exportaciones, las de bienes primarios crecieron 46% a u$s 1.108 millones, mientras que las manufacturas de origen agropecuario treparon 29% a u$s 1.507 millones. Las ventas de productos industriales registraron un alza de 17% a u$s 1.413 millones, mientras que el rubro combustibles y energía retrocedió 37% a u$s 452 millones.

    El principal socio argentino sigue siendo el Mercosur, con el que se registró un déficit de u$s 321 millones. También con el NAFTA (EE.UU., Canadá y México) los números dieron negativos, con un saldo de u$s 203 millones. A su vez, con los principales países asiáticos se logró un superávit de u$s 285 millones aunque, al desglosar y tomar en consideración sólo a China, el incremento de las importaciones de ese país en 73% en junio (versus un aumento de 56% de las exportaciones) hace que el superávit comercial con ese país vaya disminuyendo y que en junio fuera de u$s 90 millones.

    En cuanto a los principales proveedores, el Mercosur concentró 37%; las naciones de la región Asia-Pacífico, 19%; la UE, 17%; y los países del Tratado de Libre Comercio ( TLCNAFTA), 16% de las compras que realiza la Argentina. A su vez, las exportaciones argentinas se dirigen principalmente al Mercosur (22%).
  • Dejá tu comentario