Curioso temor al Sr. Alan Greenspan

Economía

Seguramente esta semana no quedará registrada en los anales de la inversión bursátil. A pesar de ello, es una de las más difíciles en lo que va del año. Tras el baldazo de agua fría del lunes y el rebote alcista del martes, la rueda del ayer fue una peligrosa mezcla de ambas. Lo curioso del caso es que, a pesar de lo que se vive desde dentro del mercado, los índices siguen recuperando terreno y, así, ayer el NASDAQ cierra del lado ganador para lo que va del año, por primera vez en 2005 (¡marcando con ello el máximo en cuatro años!), el S&P 500 registra un nuevo máximo para los últimos trece meses, en tanto el Ruseell 2000 se acerca a quebrar otra marca histórica. El único de los grandes indicadores bursátiles que sigue "retrasado" es el Promedio Industrial, que (merced a 0,4% ganado ayer cuando cerró en 10.689,15 puntos) continúa casi 2,3% debajo de los máximos del año y perdedor en 0,87% para estos siete meses. Pero veamos qué paso ayer. Por la mañana, el panorama era si no negro, por lo menos gris. A los malos números que reportó en su balance Intel se habían agregado los de Yahoo! Y los de General Motors que, junto con la suba de la tasa de diez años a casi 4,24%, hacían olvidar que el precio del petróleo se encontraba en baja (los inventarios estuvieron mejor que lo previsto, y el crudo cerró en u$s 56,2 por barril), y que, a pesar de todo, 70% de los 23 integrantes del S&P que dieron a conocer sus estados contables superaba las estimaciones. Esta atmósfera de "pesimismo" se vio exacerbada cuando Greenspan afirmó al Congreso que seguirá subiendo la tasa de interés.

Dejá tu comentario