Darán créditos para PyMEs con tasas bonificadas

Economía

Lo informó el titular de la Subsecretaría para PyMEs y Desarrollo Regional, Federico Poli. "Este sistema de bonificación de tasas para créditos PyMEs tiene como fin disminuir la tasa a la que el empresario accede", sostuvo. "La licitación de tasas se hará entre las entidades financieras que después sacarán líneas donde tienen bonificado un porcentaje del crédito", adelantó el funcionario.

La Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional pondrá marcha en los próximos días un plan de bonificación de tasas para créditos destinados a empresas PyMEs, informó hoy el titular del área, Federico Poli.

"Este sistema de bonificación de tasas para créditos PyMEs tiene como fin disminuir la tasa a la que el empresario accede. La licitación de tasas se hará entre las entidades financieras que después sacarán líneas donde tienen bonificado un porcentaje del crédito", adelantó el funcionario.

Poli disertó hoy sobre políticas para PyMEs en una reunión que tuvo lugar en la sede de la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (ABAPPRA), en Capital Federal.

El funcionario aclaró que los detalles de la bonificación de tasas serán anunciados en los próximos días.

Su disertación abarcó el contexto en que se desenvolvieron las PyMEs durante la década del '90, "en medio de una apertura indiscriminada", y luego el fuerte cambio de precios relativos surgido, tras la salida de la convertibilidad.

Citó decisiones de la política económica vigente vinculadas con la unificación monetaria, el compre nacional y la regulación de los servicios públicos privatizados, como elementos del "nuevo contexto" en el que se desempeñan las PyMEs.

Al referirse a la década del '90, Poli dijo que en esos años el Estado dejó de prestar atención "a las fallas del mercado", con relación a que la financiación a que acceden las PyMEs no es la misma que consiguen las grandes empresas, cosa que "amerita la intervención del sector público para modificar esa situación".

Citó también que en la década del '90 no existió "un régimen cierto de compra gubernamental", obstaculizando el desarrollo de proveedores locales del Estado.

Opinó que la implementación de los planes de Jefes y Jefas sumado a los aumentos no remunerativos otorgados en el sector privado procuraron "evitar una caída mayor del salario", en los tiempos postdevaluatorios.

Asimismo, consideró que el rescate de las cuasimonedas mejoró el poder adquisitivo de las moneda nacional "entre un 30 y un 40 por ciento".

Admitió que para las PyMEs "la cuestión del crédito" aún está pendiente tras lo cual citó una serie de programas implementados por la Subsecretaría.

Dijo que en el fondo nacional de PyMEs cuenta con partidas del Banco Nación, aunque advirtió que de 70 proyectos aprobados, sólo se desembolsaron cuatro "por faltas de garantías".

Reconoció que se debe "fortalecer técnicamente" el trabajo de las agencias de desarrollo regional, al tiempo que recordó que existen fondos "por 100 millones de pesos que provienen del presupuesto nacional, el Banco Nación, el BICE y la Tesorería".

En materia de promoción de exportaciones dijo que "se procurará relacionar las PyMEs con las grandes empresas para que eso facilite el acceso a otros mercados" al tiempo que se buscará simplificar trámites aduaneros y de envío de muestras al exterior.

Sobre los programas de reconversión empresaria financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), señaló que la decisión del Gobierno de "agilizar su implementación para mejorar la competitividad del sector".

Al ser consultado sobre un crédito del estado italiano de 75 millones de euros, Poli pidió disculpas por la demora en su implementación y dijo que de 360 proyectos presentados, se evaluaron 70 y 25 de ellos están en estudio en el Banco Nación, que analiza cuestiones como riesgo crediticio y garantías.

También anunció que el segundo tramo de solicitudes para esos préstamos se prorrogó hasta el primero de octubre próximo.

Dejá tu comentario