De la Rúa recibió más quejas de empresarios que nuevas inversiones

Economía

El presidente Fernando de la Rúa se reunió ayer con importantes empresarios para solicitarles que aceleren inversiones. Entre los que concurrieron estaban presentes Arturo Acevedo, de Acíndar, y Oscar Vicente, de Pérez Companc.

«Paz tributaria» fue el pedido que los empresarios dejaron ayer en su visita al presidente Fernando de la Rúa como condición imprescindible para acelerar inversiones.

«Pongámonos todas la pilas»,
les dijo el Presidente a los popes productivos reunidos en el Salón Norte de la Casa Rosada, como si el acrecentamiento de las inversiones fuera una cuestión de buena voluntad y no de mercado.

Con premura, el primer mandatario los había citado de un día para el otro para buscar la manera de que los empresarios aceleren los procesos de inversión como forma de apurar la reactivación de la economía.

Para influir más ánimo, el ministro de Economía, José Luis Machinea, les confesó a los empresarios que íntimamente su expectativa de crecimiento para este año es de 4,5 por ciento (muy por encima del 2,5 por ciento que él mismo hizo figurar en el Presupuesto 2001), alentado por la revalorización del euro frente al dólar, que permitirá mejorar la performance de las exportaciones y la suba del precio de los commodities.

Se mostró confiado en que en poco tiempo declinarán las tasas de interés internas y re-saltó la importancia del recorte de medio punto en el costo del dinero que ayer dispuso la Reserva Federal delos Estados Unidos.

Impuestos

Con respecto a la reforma tributaria, que busca consensuar el gobierno, los ejecutivos pidieron que se haga «a favor de la producción».

Si bien en la reunión no se trató la conformación de la comisión de notables que analizará la necesidad de cambios en la legislación impositiva, a la salida los empresarios se mostraron a favor de la participación de
Domingo Cavallo en la elaboración de la propuesta. Por esas horas todavía no sabían de la respuesta negativa del ex ministro para sumarse de alguna manera al gobierno.

Pero otra de las ideas que tienen los hombres de empresa es que se tome en cuenta a sus técnicos impositivos para conocer la realidad de los problemas que enfrentan en cuanto al universo tributario al que se ven expuestos.

La idea de invitar directamente a los empresarios y no a las cámaras y federaciones que los nuclean fue para evadir un planteo corporativo.

«Se ha iniciado una etapa de diálogo con el empresariado muy importante y de acuerdo con lo que nos dijo el presidente continuarán realizándose.

Es positivo que se encare una reforma tributaria, aunque lo que pedimos es que haya estabilidad en las normas para que los inversores no se vean constantemente expuestos a cambios», sostuvo Jorge Aguado, de SOCMA, en diá-logo con este diario.

«La Argentina necesita vivir una época de consenso y cooperación y es positivo que se tenga en cuenta a Cavallo porque es capaz y tiene mucha iniciativa», agregó el también presidente de IDEA.

Dado el escaso tiempo con que se realizó la invitación, los empresarios que todavía estaban en Buenos Aires decidieron reunirse una hora antes en las oficinas del Banco de Galicia para coordinar los planteos que cada uno realizaría al Presidente.
De ahí Sergio Einaudi (Techint), Oscar Vicente (Pérez Companc), Jorge Aguado (SOCMA), Arturo Acevedo (Acíndar), José Cartellone (Cartellone SA), Abel Ayerza (Banco Galicia), José Giai (Arcor), Enrique Pescarmona (IMPSA), Alejandro Roemmers (Laboratorio Roemmers), Julio Alejandro Bengolea (Loma Negra), Eduardo Elsztain (IRSA), Oreste Manrique (SanCor), Javier Madanes Quintanilla (ALUAR), Pascual Mastellone (La Serenísima), Julio César Saguier («La Nación») y Natalio Wende (Aeropuertos Argentina 2000) salieron encolumnados hacia la Casa de Gobierno para estar puntualmente a las 11 en Balcarce 50.

En un clima cordial, de acuerdo con lo que expresaron los asistentes, la coordinación realizada antes del encuentro permitió que cada uno expusiera sin que se observaran superposición de temas.

Seguridad jurídica

En cuanto a la importancia de la estabilidad normativa (no sólo de la tributaria) y haciendo mención a la seguridad jurídica, el titular de Pérez Companc, Oscar Vicente, le pidió a De la Rúa la rápida reglamentación de la ley de minería y que se descarte mandar un nuevo proyecto al Congreso. Explicó que la falta de reglamentación determinó distintas interpretaciones y que ésa es la causa de que estén frenadas inversiones por u$s 3.000 millones en proyectos mineros en San Juan, Catamarca y el sur argentino.

«El Presidente hizo un resumen del blindaje y las últimas normativas sacadas por decreto. Este es el marco global, pero nosotros decimos que hay que bajar a los temas específicos», dijo Vicente en una rueda de prensa después de la reunión.

Mastellone fue el encargado de exponer los problemas del sector lácteo y requirió la pronta sanción de la ley lechera para que se puedan «exportar mayores volúmenes».

A último momento el CEO del grupo Exxel, Juan Navarro, se excusó de concurrir al mitin empresario. Seguramente no se quiso encontrar cara a cara con el Presidente después de haber dicho que trasladaría las inversiones a Brasil si el gobierno no aprueba rápidamente la fusión de OCA con el Correo Argentino.

Subsidios

A su turno, el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, se refirió a la reforma del Estado, las bondades del acuerdo con las provincias y la necesidad de llevar adelante una reforma política. Entre otros temas, uno de los empresarios planteó la necesidad de subsidiar las tasas de interés al sector productivo y acelerar el proyecto del seguro para las PyMEs con un esquema similar al Fondo de Garantía (FOGABA) que funciona en la provincia de Buenos Aires. Párrafo aparte mereció la tan remanida evasión impositiva, que ocasiona a las empresas una mayor presión tributaria. Por último, De la Rúa se comprometió a realizar como mínimo dos veces por mes estas reuniones con empresarios, no más de 10 por vez, y para esto se fijó como parámetro realizar de acá en adelante las invitaciones por sectores industriales o áreas y por servicios.

Dejá tu comentario