Los plazos fijos crecieron un 4,7% en julio por las tasas reales positivas

Economía

Los depósitos a plazo volvieron a explicar la mayor parte del crecimiento del agregado monetario según un informe del BCRA. El circulante en poder del público registró la variación más baja en ocho meses.

Impulsados por tasas de interés positivas en términos reales, los depósitos a plazo fijo crecieron un 4,7% (a precios constantes) en julio según el informe monetario del Banco Central (BCRA). De esta manera, por segundo mes consecutivo, explicaron la mayor parte del crecimiento del agregado monetario del sector privado.

Si bien se observó una desaceleración respecto a mayo y junio, la autoridad monetaria destacó que los depósitos se mantuvieron en niveles históricamente elevados, impulsados por "el impacto positivo de la política de tasas mínimas de interés".

Cabe recordar que el BCRA decidió elevar, a partir de agosto, el piso a la tasa de interés que deben pagar las entidades financieras por los depósitos a plazo en pesos por hasta $1 millón, desde el 79% al 87% de la tasa de política monetaria.

Depósitos del sector privado.JPG
Fuente: BCRA

Fuente: BCRA

El informe también resaltó la evolución de las inversiones a plazo en los Fondos Comunes de Inversión, que actualmente tienen el 40% de su cartera depositada en estos instrumentos.

Como consecuencia de la desaceleración de la inflación, que en junio fue del 2,2% y en julio seguiría en un porcentaje similar, las inversiones a tasa fija volvieron a predominar por sobre las que contemplan una tasa variable en función de los aumentos de precios, como las ajustadas por UVA.

Por otra parte, si bien siguen acaparando una gran parte de los pesos emitidos por el Central, los depósitos a la vista subieron apenas un 0,7% mensual en julio, siempre tomando la variación a precios constantes.

Con una calma similar, el circulante en poder del público aumentó solo un 0,9%, lo cual significó la menor tasa de crecimiento de los últimos ocho meses.

Sin embargo, según un análisis de la consultora Ledesma, la mayor parte de la emisión monetaria está desembocando, fundamentalmente, en cuentas transaccionales y circulante. Con la emisión del período 2016-2018, "mirábamos el M3 amplio" mientras que ahora "miramos el M2 y la velocidad de circulación", sostuvo Gabriel Caamaño en su cuenta de twitter.

A partir de los datos del Central, la base monetaria exhibió, en términos agregados y nominales, un incremento mensual de $154.437 millones. Según el relevamiento publicado este viernes, la asistencia al Tesoro Nacional fue menor a la de los dos meses previos y parte de esa expansión fue esterilizada a través de Leliqs y pases pasivos.

Créditos

Por su parte, los créditos en pesos al sector privado subieron un 0,9% durante el mes pasado. De acuerdo al análisis del informe, las líneas de préstamo comerciales presentaron una desaceleración respecto a los registros anteriores debido, en parte, a la "apertura parcial de la economía, que permitió cierta recomposición de los ingresos de las familias y empresas".

El principal incremento se observó en las financiaciones con tarjeta de crédito, que mostraron una suba del 6,5% en términos reales, impulsados por los créditos a tasa cero que el Gobierno dispuso para trabajadores monotributistas y autónomos.

Estos préstamos acumularon en los 31 días de julio, un monto total de $58.828 millones, de los cuales ya se desembolsaron efectivamente $47.733 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario