Guzmán sigue campaña exitosa: colocó $108.000 millones y se afianza en el mercado de deuda en pesos

Economía

Los títulos con vencimiento en 2020 y 2021 fueron los más demandados, con tasas entre el 34 y el 35%. Hasta fin de agosto vencen $76.993 millones.

El Ministerio de Economía consiguió en el mercado un 50% más de los $70.000 millones que licitó a través de la colocación de cuatro tipo de instrumentos con vencimiento entre fin de 2020 y agosto de 2023. El valor efectivo recibido fue de $107.589 millones, por encima de lo licitado y de los $50.000 millones que vencen el próximo jueves. De esta manera, el porcentaje de rollover se mantiene por encima del 100% en las últimas colocaciones, un logro que permite sostener el financiamiento neto en un contexto de alta circulación de pesos por el paquete de medidas de para enfrentar a la pandemia.

La Secretaría de Finanzas recibió 546 ofertas por un total de $120.887 millones de pesos. De ese total, adjudicó títulos por $117.213 millones. Y recibirá pesos por $107.589 millones. Los instrumentos más cortos fueron los más demandados, porque los montos ofertados estuvieron muy por encima de lo que el Ministerio de Economía buscaba colocar.

La canasta licitada estaba integrada por cuatro instrumentos. El título más demandado fue la Letra a Descuento con vencimiento el 30 de diciembre de 2020, de la que licitaron $12.000 millones pero terminaron adjudicando cuatro veces más de ese monto: $47.183 millones a una tasa de 33,25%; el mismo rendimiento de la última licitación de este instrumento. El otro título corto de la canasta fue el segundo con mayor demanda por parte de los inversores, ya que Economía licitó $18.000 millones de la Letra a Descuento con vencimiento el 29 de enero de 2021 y adjudicó $37.933 millones a una tasa de 34,25%.

Las colocaciones a 2022 y 2023 estuvieron por debajo de lo buscado inicialmente por el Ministerio de Economía, aunque la secretaría a cargo de Diego Bastourre decidió adjudicar el total de las ofertas recibidas para cada uno de esos dos instrumentos. Por el bono ajustado por CER 1,3% con vencimiento en septiembre de 2022 había licitado hasta $22.000 millones, pero adjudicó $19.083 millones a una tasa 1,25%. Y por el bono atado a CER 1,45% que vence en agosto de 2023, un instrumento nuevo, licitó $18.000 millones pero adjudicó $13.011 millones a una tasa de 1,95%.

El cronograma de vencimientos gruesos del mes, según la Oficina de Presupuesto del Congreso, arranca mañana con la amortización de $50.042 millones en una LEDE (S13GO). Luego, a partir del 27 de agosto, Economía debe hacer frente al vencimiento de una Lecap (S29YO) por $8937 millones, una Lede (SG280) por $14.132 millones, y una Lebad (S28GO) que amortiza $47.027 millones y paga intereses por otros $6897 millones. En total, los vencimientos de títulos hasta fin de agosto suman $76.993 millones, a los que además hay que sumarle obligaciones por $4040 millones del Plan Gas, $526 millones en bonos del Consenso Fiscal y una letra del FGS por $56.247 millones de pesos. Para los vencimientos de la última parte del mes, Finanzas ya anunció que el 26 de agosto habrá una nueva licitación.

La evaluación de los analistas sobre el resultado de esta licitación fue positiva. Martín Vauthier, director de EcoGo, reflexionó en diálogo con Ámbito que hay tres motivos que explican el resultado obtenido: “Un mercado donde hay mucha liquidez de pesos vinculada a la emisión monetaria para enfrentar el déficit por la pandemia; el cepo, que imposibilita que esos pesos se dolaricen y le genera un sostén artificial a la demanda de activos en pesos; y en tercer lugar, que el Gobierno viene construyendo la curva de pesos desde diciembre con la señal de que los pesos no se van a defaultear y los retornos que se ofrecen están más cerca de lo que rinden en el mercado”.

Sobre la influencia positiva del anuncio de acuerdo con los bonistas extranjeros, Julia Segoviano, economista de LCG, consideró que “el canje siempre es para mejor porque da más certidumbre pero ya se venía en ese camino de la reconstrucción de la curva en pesos”.

Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, adelantó el análisis a 2021 y planteó que “ofrecer herramientas atractivas en moneda local será clave para no hacer tanto ajuste y evitar una (otra) mega-emisión”. Sin embargo, señaló que “el problema” es que “se reducen las chances de que se flexibilice o relaje el cepo”.

Dejá tu comentario