La deuda de los países pobres es la más alta en la historia

Economía

Según el Banco Mundial, creció un 12%, a récord de u$s860.000 millones en 2020. El incremento se debió principalmente a los efectos de la pandemia.

La carga de la deuda para los países de bajos ingresos aumentó un 12%, a un récord de 860.000 millones de dólares en 2020, ya que se respondió a la crisis del COVID-19 con enormes paquetes de estímulo fiscal, monetario y financiero, dijo el Banco Mundial en un informe publicado el lunes.

El presidente del BM, David Malpass, dijo que el informe muestra un aumento dramático en las vulnerabilidades de la deuda que enfrentan los países de ingresos bajos y medianos y pidió medidas urgentes para ayudar a los países a alcanzar niveles de deuda más sostenibles.

"Necesitamos un enfoque integral del problema de la deuda, que incluya su reducción, una reestructuración más rápida y una mayor transparencia", dijo Malpass en un comunicado que acompaña al nuevo informe Estadísticas de Deuda Internacional 2022.

"Los niveles de deuda sostenibles son vitales para la recuperación económica y la reducción de la pobreza", señaló.

El informe dijo que los saldos de la deuda externa de los países de ingresos bajos y medianos combinados aumentaron un 5,3% en 2020, a 8,7 billones de dólares, afectando a todas las regiones.

Asimismo, indicó que el aumento de la deuda externa superó el crecimiento de la Renta Nacional Bruta (RNB) y de las exportaciones, y que la relación deuda externa/RNB, excluyendo a China, aumentó cinco puntos porcentuales, hasta el 42%, en 2020, mientras que su relación deuda-exportaciones trepó al 154% en 2020 desde el 126% en 2019.

Malpass dijo que los esfuerzos de reestructuración de la deuda son urgentes dado el vencimiento a fines de este año de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI, por sus siglas en inglés) del Grupo de las 20 principales economías, que ofreció un aplazamiento temporal de los pagos de la deuda.

El G-20 y el Club de París de acreedores oficiales lanzaron el Marco Común para Tratamientos de la Deuda el año pasado para reestructurar situaciones de deuda insostenibles y brechas de financiamiento prolongadas en países elegibles para la DSSI, pero solo tres países -Etiopía, Chad y Zambia- lo han aplicado hasta ahora.

Por Andrea Shalal, de agencia Reuters

Temas

Dejá tu comentario