Mercado: Guzmán buscará $1 billón hasta fin de año

Economía

El Ministerio de Economía apuesta a conseguir un alto grado de refinanciamiento. La mirada de Finanzas sobre los inversores privados se enfoca particularmente en los extranjeros.

El Ministerio de Economía apostará a conseguir un alto grado de refinanciamiento de los $1,04 billones que vencen hasta fin de año, le dijo a Ámbito una fuente con conocimiento de la estrategia financiera del Gobierno, aunque advirtió que la cartera que conduce Guzmán no lo hará “a cualquier costo” ya que perseguirán dos objetivos al mismo tiempo: conseguir “tasas sostenibles” y “mejorar el perfil” de la deuda en moneda local.

Según un documento de la Secretaría de Finanzas, el 55% de lo que resta pagar en 2020 está en manos de privados. Eso significa un monto de $570.039 millones hasta diciembre. La mayoría de esos vencimientos se concentran en noviembre, mes en el que Economía deberá gatillar a ese sector alrededor de $150.000 millones de pesos.

La mirada de Finanzas sobre los inversores privados se enfoca particularmente en los extranjeros. Esto quedó explícito con la estrategia anunciada a propósito del BoPoMo, vencimiento al que apostó por la salida de los inversores externos que todavía tienen instrumentos en pesos al ofrecer un canje de nuevos títulos nominados en dólares. Con eso, según la lectura de la administración nacional, se responde a la búsqueda de dolarización de estos bonistas sin presionar el tipo de cambio. “No se les puede dar una salida que implique pérdida de reservas”, le dijo la semana pasada el ministro Martín Guzmán a Ámbito.

El porcentaje de refinanciamiento conseguido por el área de Finanzas fue creciendo sostenidamente este año, con la única excepción de febrero por el impacto negativo que tuvo la postergación del Bono Dual. Pero fue en mayo cuando se lograron colocaciones superavitarias, ya que Economía consiguió $130.809 millones, un 37% más de los pagos que debía realizar. Esto revela, según el Gobierno, “signos de confianza en el mercado local teniendo en cuenta el contexto de renegociación de la deuda externa”.

Bonos y Letras

Como parte del “mejoramiento” del perfil de la deuda en pesos, Finanzas destacó el incremento de participación de los bonos por sobre las Letras que consiguió en la primera parte del año. Según sus propios datos, los bonos pasaron de representar el 79% de la deuda en pesos en diciembre de 2019 a ser el 83,3% en mayo de 2020. La evolución del stock de Letras fue inversa: mientras en diciembre del año pasado representaban el 21% de la deuda en pesos, en mayo ese porcentaje bajó al 16,7%.

Esta modificación de la composición de la deuda en pesos fue lo que le permitió a Economía extender los plazos de la deuda en moneda local. Fuentes oficiales le dijeron a Ámbito que no tienen un objetivo numérico preestablecido, pero que lo alcanzado hasta el momento “parece una buena métrica de performance”.

Diego Bastourre, secretario de Finanzas, remarcó cuatro aspectos de “la política de normalización” de la deuda en pesos: “la baja de tasas de interés a niveles sostenibles, la extensión de plazos, la reducción sustancial de los vencimientos en 2020 y el aumento de la participación de la financiación en pesos en el total de deuda”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario