Diputados aprobaría hoy una ley que pide el Fondo

Economía

Roberto Lavagna defenderá hoy ante el bloque justicialista de Diputados el paquete de leyes que la Argentina comprometió con el FMI y las que el gobierno envió al Congreso para combatir la evasión. Un rato más tarde los diputados están convocados a sesionar para aprobar la reforma a la Carta Orgánica de Banco Central y a la Ley de Entidades Financieras y el proyecto que modifica el Impuesto a las Ganancias en cuanto a la fijación de precios de referencia para operaciones de exportación e importación de empresas locales con las destinatarias en el exterior.

El ministro envió ayer al Congreso una avanzada de funcionarios de su cartera para terminar de pulir las diferencias que todavía se mantienen con los proyectos antievasión. Apurado por la negociación con el Fondo, Lavagna quiere que se introduzca la menor cantidad de cambios posibles en esas iniciativas, pero hasta ahora no ha tenido suerte en la aprobación en comisión de la figura de asociación ilícita en el delito de evasión y los cambios en el monotributo, ambos con fuerte oposición incluso en el bloque PJ.

Pero Lavagna podría conseguir hoy que la comisión de Presupuesto y Hacienda moderara las reformas al proyecto de modificación del Impuesto a las Ganancias. En el despacho de Eduardo Camaño, y mientras en el recinto se debatía la nulidad de la Obediencia Debida y el Punto Final, Jorge Sarghini, nexo entre el Congreso y Economía, Mario Presa, subsecretario de Ingresos Públicos y Alberto Abad, jefe de la AFIP, les explicaron a los peronistas Carlos Snopek, de Presupuesto y Hacienda y Rodolfo Frigeri, Comisión de Finanzas, la necesidad de no modificar el nuevo control de precios de transferencia. Hasta anoche los diputados aparecían convencidos de conservar sólo los cambios formales al proyecto y ratificar uno de los puntos más polémicos pedidos por el gobierno.


• Evasión

La AFIP quiere tener más poder para controlar la evasión y por eso quiere la ratificación de ese proyecto que establece un mecanismo en el Impuesto a las Ganancias para el control de las operaciones de exportación de commodities que se realizan por triangulación de empresas vinculadas entre sí. El argumento de las AFIP es que al efecto de cómputo del impuesto debe tomarse el precio de las mercancías en los mercados internacionales al momento de realizar el embarque.

Los problemas comenzaron en el Congreso alegando que se deben diferenciar los distintos tipos de contratos que se realizan: «No es la misma modalidad para la venta de petróleo que para los granos», dicen, por ejemplo.

Además, los diputados alegan que el gobierno desconoce la existencia de un Decreto, el 1.177 de 1992, que establece que toda operación de exportación de granos debe registrarse dentro de las 48 horas de concretada la venta y a precios adecuados a los mercados de commodities y luego el exportador tiene 360 días para realizar el despacho de las mercaderías. Pero con la interpretación de la AFIP, sostienen en el Congreso, se estaría destruyendo el mercado de operaciones a futuro al obligar a liquidar el impuesto en base al valor de los granos al momento de su embarque y no sobre el precio declarado al momento de la venta. Con lo que se tornaría imposible realizar ese tipo de contratos, los más comunes en el mercado mundial de commodities. La diferencia de recaudación, argumenta la DGI, va de $ 19 millones a $ 400 millones. De todas formas el ministro deberá terminar de definir el tema hoy con el bloque PJ.

Más suerte tendrá hoy el proyecto de modificación a la Carta Orgánica del BCRA, aunque en las últimas horas la autoridad monetaria descubrió una sutil diferencia entre el acuerdo que había cerrado con el Ministerio de Economía y el proyecto que se votará hoy: le falta un inciso que otorgaba mayores poderes al Central en la reestructuración de bancos
. Finalmente el «olvido» de Lavagna se aprobará en un proyecto aparte para no demorar la sanción del resto del proyecto en la sesión de hoy en Diputados.

Dejá tu comentario