31 de enero 2024 - 08:35

Dólar, tasa de interés y waiver: qué dirá hoy el FMI y cómo piensa avanzar el Gobierno

El objetivo del FMI es claro: quiere que el Gobierno “concluya” el programa vigente y que “empalme” un nuevo programa en diciembre o a comienzos de 2025.

El board de FMI analizará el caso argentino este miércoles. 

El board de FMI analizará el caso argentino este miércoles. 

Noticias Argentinas

El Board del FMI aprobará este miércoles el acuerdo a nivel staff que alcanzó la Argentina por la séptima revisión del programa de facilidades extendidas. Además, hará pública la recomendación del staff para elevar la tasa de interés de referencia por encima de la inflación y dejará en claro -con algunos comentarios- que se mantiene en una posición “flexible” con respecto a las próximas revisiones de las cuentas argentinas (son 10 en total para todo el programa), lo que abre la posibilidad a la Casa Rosada de llegar hasta fin de año sin mayores contratiempos.

El objetivo del organismo es claro: quiere que el Gobierno “concluya” el programa vigente y que “empalme” un nuevo programa en diciembre o a comienzos de 2025. Al menos dos fuentes -una del organismo y otra del Gobierno- lo confirmaron. De esa forma, el Board del FMI habilitará el desembolso de u$s 4700 millones. Se trata de fondos que el Gobierno necesita para el pago de vencimientos al menos hasta el mes de abril.

Posse, nuevo programa y waiver

Las conversaciones se suceden. El jefe de Gabinete Nicolás Posse, que está en Washington, se reunió ayer con Michael Kaplan, secretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, y con Jay Shambaugh, subsecretario de Asuntos Internacionales. También mantuvo otro encuentro con Gita Gopinath, la número dos del organismo en la sede del FMI. Entre otros aspectos, Posse sondea qué características podría tener el nuevo programa que el país deberá suscribir.

La decisión del Board llega el mismo día que comenzará del debate en el Congreso por la ley ómnibus y que el BCRA debe desembolsar u$s 2.700 millones (mañana se sumará un pago adicional).

Pero hay más. En la información complementaria que liberará el Fondo y que previamente ha sido discutida entre el ministro Caputo, Nicolás Posse y el titular del BCRA Santiago Bausili, junto a Luis Cubeddu, subdirector del hemisferio occidental, constará que el FMI habilitará los waiver -dispensas- solicitados para darle continuidad al programa. Si la intención del Gobierno era seguir con el Programa de Facilidades Extendidas vigente, el FMI le habilitará hoy ese objetivo.

De ahí se deriva que al FMI le interesa “salvar” el programa. En este sentido, según comentaron fuentes en Washington, generó sorpresa en el Fondo la carta de presentación del paquete de información elevado al organismo que fue enviada por el Gobierno y que fue descripta por la fuente como “una descripción tenebrosa de la realidad económica que heredó Javier Milei”.

Las metas han cambiado -se recalibraron- y eso, por ahora, ha dejado conforme al organismo, si bien ya hay conversaciones para ver si el Gobierno decide “empalmar” la finalización del programa vigente con otro a partir de fin de año. Rápido recordatorio, entre diciembre de 2023 y diciembre de 2024, el BCRA debe sumar u$s 10.000 millones de los que ya acopió unos u$s 4.000 millones.

Tasas, plazo fijo y la respuesta del Gobierno

Pero además Kristalina Georgieva recomendará, entre otras cosas, algo esencial: que el Gobierno suba la tasa de interés de referencia hasta hacerla positiva en términos reales. Esto implicaría ubicar ese guarismo en la zona del 15-20% mensual. Según pudo saber Ámbito, preocupa en el organismo la acumulación de reservas y una forma de garantizar mayor potencia de compra para el BCRA es precisamente habilitar este mecanismo.

El otro dato relevante es que el Gobierno responderá negativamente a esta recomendación. Una alta fuente del ministerio de Economía le dijo a Ámbito que eso no está en los planes del BCRA y que, en parte, ya se le ha hecho saber al FMI esta posición. La fuente sostuvo además que, al menos por los próximos 60 días, no habrá cambios importantes en ese aspecto. La razón es la siguiente: el Gobierno no quiere dar a entender que la inflación se mantendrá en niveles elevados. El último guarismo medido por el Indec marcó 25% para diciembre y si bien enero pareciera arrojar una cifra más baja, podría incluso ser superior al 15% con el que se especula.

Inflación, plazo fijo y dólar

En rigor, la fuente sostiene que se buscará que el BCRA mantenga los niveles actuales de tasa “para dar a entender que no se está cómodo con este nivel de inflación y que se apunta a una baja sensible de ese indicador, hasta que el nivel actual de tasa se transforme -en términos reales- en positivo”. Es decir que el Gobierno busca que la inflación aterrice, en una primera etapa, a la zona del 10% mensual. Una meta ambiciosa si se tienen en cuenta no sólo el impacto de la devaluación de diciembre, sino también los cambios en precios relativos, sobre todo en la energía y las tarifas.

Esta decisión puede tener una derivación importante. La brecha cambiaria ha venido estirándose en las últimas semanas -ayer el dólar MEP retrocedió a la zona de los $1200 y el CCL en los $1260- a medida que los pesos en circulación no encuentran alternativa a la escalada inflacionaria. A mayor brecha, menor liquidación del sector exportador. El ancla del 2% de crawling peg que mantiene el BCRA comienza a ser mirada de cerca, porque muchos anticipan un lógico movimiento.

Promesas fiscales que ya no viajan en ómnibus

Otra alta fuente que participa de las conversaciones con el Fondo ha manifestado otro dato importante: al FMI no le preocupa si el Gobierno obtiene, como es probable, o no, un aval con la ley ómnibus. ¿Preocupa al board que el Gobierno haya tenido que retirar el capítulo fiscal del paquete legislativo que se busca votar? ¿Qué piensan los principales accionistas del organismo?

La respuesta fue: “el FMI no suele tomar como parte de un programa una negociación en el Congreso. No es un elemento para evaluar a un Gobierno porque, en gran medida, no depende de un (poder) Ejecutivo, sino que casi siempre queda a merced de una negociación. Sí preocupa la dirección general del plan de estabilización. Y la reducción del gasto. Que el compromiso se sostenga”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar