Dólar blue: el mercado espera día clave

Economía

En el canje anticipado realizado ayer, la Secretaría de Finanzas logró reducir en $358.000 millones los compromisos que enfrenta la próxima semana. Sin embargo, la expectativa sigue puesta en cómo le irá a Economía en la última licitación del mes en el refinanciamiento del remanente. Analistas consultados por Ámbito advierten que un mal resultado podría llevar a mayor emisión, la cual impactaría sobre las cotizaciones de los dólares financieros al alza nuevamente.

Las cotizaciones de los dólares financieros se despertaron en junio, y comenzaron a ganar parte del terreno perdido contra la inflación tras la estabilidad que alcanzaron a fines de enero por el entendimiento con el FMI. El contado con liquidación (CCL) escaló un 12% en lo que va del mes, y tocó un nuevo máximo histórico tras haber aumentado $30 en pocas jornadas. Este escenario se desató tras el derrumbe de los bonos CER, cuando los inversores decidieron abandonar el activo estrella indexado a la inflación.

A pesar de que la corrección en la curva CER aflojó y que los dólares financieros cortaron la racha alcista en las últimas horas, el mercado monitorea las dificultades que podría enfrentar el Ministerio de Economía para refinanciar los vencimientos de fin de mes, en un momento en el que los inversores se desprenden de los títulos en pesos. Este factor, además de poder perjudicar la meta de emisión monetaria del 1% del PBI acordada con el FMI, podría generar aún más presiones sobre los dólares alternativos.

En el canje anticipado realizado ayer, la Secretaría de Finanzas logró reducir en $358.000 millones los compromisos que enfrenta la próxima semana, que bajaron de $605.800 millones a $248.000 millones. En la misma jornada, el CCL cortó la racha alcista y su cotización bajó 2,3%. Sin embargo, la expectativa sigue puesta en cómo le irá a Economía en la última licitación del mes en el refinanciamiento de ese remanente. Analistas consultados por Ámbito advierten que un mal resultado podría llevar a mayor emisión, la cual impactaría sobre las cotizaciones de los dólares financieros al alza nuevamente.

Juan Manuel Franco, del Grupo SBS, señaló que “después del fuerte sell off que tuvo lugar hace algunas jornadas en la curva de pesos” el mercado va a estar muy atento a la licitación del martes: “Creemos que ciertos inversores sujetos a regulaciones sí renovarán vencimientos en la última licitación del mes, aunque la incógnita del mercado pasa por si se logrará o no renovar todos los vencimientos. Consideramos que un mal resultado podría llevar a pagarlos con emisión del BCRA, lo cual podría presionar sobre tanto sobre la inflación como sobre los dólares financieros”.

Esteban Gette, economista en Cohen Aliados Financieros, señaló que un porcentaje importante de lo que vencía a fin de mes estaba en manos de organismos públicos, lo cual a priori ayudó a potenciar el canje. “De todas maneras y en vistas a la fragilidad que ha mostrado la curva de pesos en las últimas semanas, consideramos que una parte de los vencimientos en manos de privados buscarán cobertura en los tipos de cambio financieros, independientemente del rally que los mismos han mostrado en las últimas ruedas”, planteó.

Por su parte, Lucio Garay Méndez, economista en Eco Go, advirtió que una mala licitación incidiría negativamente en las expectativas. “Actualmente el Gobierno necesita refinanciar un 150% de los vencimientos en el mercado. De no conseguir financiamiento neto, debería emitir más pesos en la economía que pondrían presión al dólar blue. En ese escenario, una mala licitación aumentaría incentivos a dolarizarse”, sostuvo.

En este marco, los analistas advierten que la cuestión pasará por la estrategia que tome Finanzas en la próxima licitación de junio, para conseguir fondeo neto.

Garay Méndez explicó que “la semana pasada Finanzas subió la tasa en las letras a tasa fija que colocó”. Aunque hizo dos salvedades: “Se colocaron pocas ledes, apenas $2.000 millones, y aun así los precios de corte quedaron por encima de las cotizaciones en el mercado secundario. Si Finanzas sube aún más la tasa y el spread versus. la tasa de las Leliq es lo suficientemente grande, el Tesoro podría quedarse con los pesos que hoy le prestan al Central. Hizo esto en el primer trimestre por lo que podría volver a hacerlo, pero no hay certezas de que ocurra”.

“Creemos que las disposiciones sobre tasas de Leliq y plazos fijos en pesos del BCRA la semana pasada apuntan a intentar canalizar los fondos de bancos hoy colocados en Leliq hacia instrumentos del Tesoro. Pese a esto, la incertidumbre en el mercado persiste luego del sell off de hace algunas jornadas por lo que será clave ver como cierra junio el Tesoro en materia de rollover para evaluar la posibilidad de que se tomen más medidas sobre el mercado de pesos”, apuntó Franco.

Por su parte, Gette advirtió: “Vemos que el mercado ha sido reacio a convalidar mayor duration a 2023 u otro tipo de ajuste que no sea el CER en las licitaciones previas, por ende, creemos que la estrategia para seguir generando demanda privada incluye canastas de letras a corto plazo con una convalidación de tasas mayores a las observadas en el mercado secundario. Lo que no quita que evitar la emisión en estos momentos sea algo poco probable”.

Dejá tu comentario