Dólar futuro: ceden las expectativas de salto devaluatorio en el corto plazo y caen las tasas

Economía

Los contratos de dólar futuro operaron con bajas en todos los plazos en la primera jornada de octubre, luego de que el Banco Central renovara operaciones de venta que vencían en septiembre, dando así una señal de la intención del Gobierno de no devaluar.

Los contratos de dólar futuro operaron con bajas en todos los plazos en la primera jornada de octubre, luego de que el Banco Central renovara operaciones de venta que vencían en septiembre, dando así una señal de la intención del Gobierno de no devaluar. En esta línea, las tasas implícitas tuvieron fuertes caídas, principalmente si se las compara con los máximos históricos que tocaron en las últimas ruedas de septiembre. Para los analistas, responde a un incipiente cambio de expectativas en el corto plazo, ante la acumulación de dólares del Banco Central gracias al dólar soja y a la fuerte apreciación del real brasileño en la jornada poselecciones. Sin embargo, advierten que la incógnita que persiste en el mercado es hasta cuándo la autoridad monetaria podrá sostener está dinámica cambiaria.

Emiliano Anselmi, Team Leader de Macroeconomía de Portfolio Personal Inversiones, señaló: “Las tasas implícitas cayeron respecto al cierre de septiembre, principalmente en los primeros tres meses, dado que es donde más interviene el Banco Central. En octubre, las tasas pasaron del 115,8% a 99%. En cuanto a noviembre, que es el mes en el que el Central está más activo en futuros, bajaron de 121,2% a 111,3%, y en diciembre de 126% a 118,5%. En líneas generales, toda la curva de futuros bajó, aunque, de todas maneras, sigue estando por encima de los niveles pre “dólar soja” y en términos absolutos sigue muy elevada, principalmente en enero y febrero con tasas del 122% TNA”.

Así, en la jornada de ayer, las bajas en las tasas implícitas en toda la curva fueron del 6,6% en promedio, con respecto a la última rueda de septiembre. En cuanto al tramo corto, se observaron las bajas más pronunciadas, dado que cayeron 11,4% en el promedio de los próximos tres meses.

Juan Ignacio Bob Lehmann, operador bursátil en Rofex, destacó que “la fuerte recaudación que tuvo el Banco Central con el dólar soja, ante los u$s8.200 millones de liquidaciones récord del complejo exportador, superó las expectativas que tenía el Gobierno y significó que va a tener un sustento más fuerte para no devaluar, al menos en el corto plazo”. Y agregó: “Otro factor, fue la apreciación del 4,8% del real brasileño luego de las elecciones, que influye directamente en el dólar a nivel local, dado que es un socio comercial muy fuerte. De todas formas, el mercado sigue esperando un movimiento fuerte en el tipo de cambio, dado que es insostenible no hacerlo. La incógnita es que no se sabe cuándo será y por eso, en la jornada de ayer, los dólares futuros cayeron 1,5% en promedio, lo que representa una variación bastante pronunciada”.

El Central había dado señales de que no haría un salto abrupto en el tipo de cambio este mes, renovando vencimientos de septiembre. Así lo señaló un informe de la Consultora 1816 publicado el viernes, que detalló: “El BCRA parece haber dado rollover en futuros estos días, a juzgar por los volúmenes operados, la evolución del interés abierto y los movimientos de precios de los contratos, bajando mucho la chance de una devaluación el lunes”.

Hacia adelante, desde 1816 sostuvieron que “da la impresión de que se viene un mes de octubre con al menos dos cosas: más cepo importador y un nuevo dólar turista”. “El mercado estará mirando con atención el día a día del MULC para evaluar cuán sostenible es la dinámica hacia adelante”, agregó.

Por su parte, Anselmi subrayó: “Si tomamos como medida cómo estaban los mercados de futuros el primero de septiembre, previo al dólar soja, vemos que los rendimientos se comprimieron y que están por debajo de lo que estaban el 1° de septiembre. Esto, por un lado, refleja que no espera una devaluación inminente dentro de un mes pero, si se observa el primer semestre de 2023, los plazos están por debajo de lo que estaban previo al dólar soja, lo que implica que los inversores se están cubriendo más que antes, demandando más títulos, lo que hace que los títulos suban y los rendimientos se compriman”.

Temas

Dejá tu comentario