Miguel Kiguel: “Es fundamental aumentar el nivel de reservas de forma genuina”

Economía

El economista analizó el impacto de la brecha cambiaria y las restricciones aplicadas por el Gobierno. “Ninguna economía del mundo que crece, funciona con un cepo”, señaló.

Periodista: Con una brecha en torno al 80%, ¿cree que el dólar oficial está atrasado?

Miguel Kiguel: Creo que es un dólar que puede servir para que haya superávit comercial. Si Argentina fuera un país estable, con situaciones normales, probablemente con este tipo de cambio no habría ningún problema, el Central estaría acumulando reservas. El problema es que Argentina no está en una circunstancia normal: es un país que tiene un riesgo país en 1.600 puntos, con una brecha del 100% y donde la gente le tiene mucho miedo a la inflación y está preocupada por lo que puede pasar en ese sentido el año que viene. El país no tiene reservas, prácticamente está jugando al límite, y tiene que poner controles a las importaciones que complican la vida del día a día a la gente, para poder defender reservas. Las empresas no pueden operar normalmente, no pueden girar dividendos al exterior. Entonces, en esas circunstancias anormales, no se puede tener el tipo de cambio normal de largo plazo, necesitás un tipo de cambio más parecido a cuando Argentina salió de la crisis de 2001. No probablemente el tipo de cambio de $3, que fue un tipo de cambio enorme, pero claramente no es el que uno mira simplemente para tener un superávit comercial alto. Hace falta mucho más que eso. Desde ese punto de vista, hay un atraso entre el tipo de cambio que haría falta y el que hay.

P.: ¿Qué cree que puede pasar después de las elecciones, entonces?

M.K.: Va a depender mucho de qué quiere hacer el Gobierno. Puede tirar de la piola mucho y capaz que no se rompe. Simplemente, lo que va ocurriendo es que los desajustes van aumentando. Y después de los desajustes, viene el maldito ajuste. Pero si el Gobierno se encamina hacia un programa con el Fondo, hay formas de empezar a solucionar estos problemas, no hace falta que sea de un día para el otro, pero va a implicar seguramente acelerar la depreciación. Este año vamos a perder mucho en tipo de cambio con respecto a como empezó 2021. Lo mismo ocurre con las tarifas. ¿Cuánto tiempo se puede jugar este juego?

P.: En relación a las tarifas, ¿cree que también suponen una presión para la inflación del año próximo y que haría muy complicado cumplir la meta del Presupuesto?

M.K.: Tener en 2022 un 33% de inflación creo que es impensable. El piso va a ser la inflación de este año. Y después, va a depender mucho cómo se manejen los ajustes nominales. Va a ser un año difícil, el año que viene. Y lógicamente, si hay programa con el Fondo, creo que va a ser muy difícil evitarlo a ese ajuste nominal. Si no hay programa con el Fondo, creo que el mercado va a obligar a tomar decisiones que el Gobierno no quiere tomar ni por casualidad.

P.: ¿Cuán urgente es lograr un acuerdo con el Fondo?

M.K.: La fecha límite es el pago de u$s4.500 millones que hay que hacer a fin de marzo. Si no se le paga, se entra en atrasos. Si no se quiere entrar en atrasos, se empieza a jugar contra reloj después de las elecciones. Si uno está dispuesto a entrar en atrasos y eso implica que se frenen los pocos fondos que vienen del BID y el Banco Mundial, se va a entrar en default con el Club del París, y eso es un gran dolor de cabeza. Y salir de ese embrollo es complicado, no se sale fácilmente.

P.: ¿Cómo analiza el nivel de reservas con el que cuenta el Banco Central?

M.K.: Creo que es fundamental aumentar reservas de forma genuina. Si las aumentás ahogando los puestos de trabajo, la producción, no sirve. Las reservas tienen que subir y ser lo que permitan el funcionamiento de la economía: vos necesitás dinero en pesos para que la gente compre y dólares para que las empresas funcionen. Creo que las reservas están en un número bajo, este mes van a subir un poco porque pusieron el “supercepo”, pero esto no es una forma de vivir de una economía normal. Ninguna de las economías del mundo que crecen, que controlan la inflación y que logran que vengan inversiones externas, funcionan con un cepo como el argentino. Tenés que lograr ganar reservas en circunstancias normales; el covid ya pasó, no hay excusas para no normalizar la situación.

P.: ¿Cree que es posible que suceda en el corto plazo?

M.K.: Creo que no se puede hacer de un día para el otro, no es sencillo. Pero creo que es muy importante empezar de vuelta a liberalizar todo lo que tenga que ver con el comercio. Y después se verá en una segunda etapa.

Dejá tu comentario