El préstamo interbancario divide a la Eurozona

Economía

El préstamo interbancario a la zona del euro muestra una división norte-sur, con un fuerte aumento de los créditos transfronterizos a Alemania y una caída a Grecia, Italia, Portugal y España.

Así se desprende de las últimas cifras estadísticas que el Banco de Pagos Internacionales (BPI) publicó en su último informe trimestral y que corresponden a los tres primeros meses del año.

El crédito a bancos de la zona del euro aumentó en general en ese período en 104.000 millones de dólares (79.389 millones de euros), un 1,2 % más que el trimestre anterior, si bien con diferencias considerables entre países.

Los créditos a los bancos en el norte de Europa se incrementaron, mientras que a las entidades en el sur cayeron.

Los préstamos transfronterizos a los bancos en Alemania subieron en el primer trimestre en 271.000 millones de dólares (206.870 millones de euros), un 26 % respecto al trimestre anterior, el mayor aumento trimestral en los últimos 20 años.

Los créditos a las entidades en Holanda, Finlandia, Bélgica y Austria también subieron, pero menos.

Sin embargo, el préstamo interbancario transfronterizo a las entidades en Irlanda, Italia, España, Portugal y Grecia disminuyó.

Los bancos de la zona del euro también incrementaron en el primer trimestre sus préstamos interbancarios transfronterizos, que siguieron el mismo modelo regional.

Asimismo, cayeron las tenencias de valores de deuda emitidos por bancos en España, Italia, Irlanda y Portugal.

Los activos transfronterizos contabilizados por las entidades declarantes al BPI se elevaron ligeramente en el primer trimestre de 2012, tras una acusada disminución en los tres meses anteriores.

En su último informe trimestral de septiembre, el BPI analiza la situación económica y financiera mundial desde mediados de junio hasta mediados de septiembre e incluye cifras estadísticas.

No obstante, "el volumen de las carteras de préstamo transfronterizo de los bancos (expresado en dólares estadounidenses) fue aproximadamente un 15 % inferior al de comienzos de 2008, antes de que se intensificase la crisis", según el BPI.

La última expansión de los activos transfronterizos se debió principalmente al mayor incremento del préstamo a entidades no bancarias desde principios de 2011.

Por su parte, el crédito transfronterizo interbancario se estabilizó, tras la intensa contracción del trimestre anterior.

Sin embargo, el crédito a EEUU se redujo en 101.000 millones de dólares (77.099 millones de euros), un 1,9 %.

Los activos de los bancos declarantes al BPI frente a mercados emergentes registraron un incremento de 86.000 millones de dólares (65.649 millones de euros), un 2,8 %, representando los prestatarios de la región de Asia-Pacífico el 79 % del mismo, con aumentos menores del crédito dirigido a América Latina y Caribe y a África y Oriente Medio.

Únicamente el crédito transfronterizo concedido a la Europa emergente continuó disminuyendo, según el BPI.

Dejá tu comentario