Facilitan acceso a la asistencia estatal a empresas incluidas en el Registro de Sanciones Laborales

Economía

El ministerio de Trabajo mediante la Resolución 352/20, decidió la suspensión de los efectos y plazos de permanencia en el Registro a los fines de facilitar a los empleadores el acceso a la asistencia estatal frente a la emergencia sanitaria.

Desde que la Ley 26.940 creó el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL) a cargo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, los empleadores que se encuentran inmersos en el mismo sufren inhabilitaciones o dejan de gozar de determinados beneficios en lo laboral, en las obligaciones de la seguridad social e incluso en el ámbito tributario.

La cartera laboral, mediante la Resolución 352/20, decidió la suspensión de los efectos y plazos de permanencia en el Registro a los fines de facilitar a los empleadores el acceso a la asistencia estatal frente a la emergencia sanitaria.

En efecto, mientras los empleadores, permanecen incorporados en el REPSAL, no pueden acceder a los programas, acciones asistenciales o de fomento, beneficios o subsidios administrados, implementados o financiados por el Estado nacional, ni a líneas de crédito otorgadas por las instituciones bancarias públicas, entre otras. Por ejemplo, al Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) o a las líneas de créditos reguladas por el BCRA.

En el Registro se incluyen y publican determinadas sanciones firmes aplicadas a los empleadores por dicho ministerio, por la AFIP, por las autoridades provinciales y de CABA, por el RENATRE (ex RENATEA), y por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), motivadas en general por infracciones laborales o a las obligaciones de la seguridad social.

Muchas de las infracciones que dan lugar a la incorporación de los empleadores en el Registro, en la actualidad tienen su origen en la crisis económica que genera la pandemia del Covid-19, que impide a las empresas cumplir cabalmente tanto con las obligaciones formales como con las de orden material o de pago, de manera tal que de mantenerse vigente la inclusión de los empleadores por infracciones o incumplimientos la situación de los mismos empeoraría pues podrían encontrar cerrados los caminos a algún tipo de ayuda.

En este contexto, el Ministerio de Trabajo mediante la resolución antes mencionada dispuso la suspensión por el término de 180 días corridos, contados a partir del 27/4/20 (día de publicación oficial de la resolución), de los efectos (consecuencias) y plazos de permanencia de los empleadores incluidos en el REPSAL. Asimismo, y por igual término, se suspende la incorporación de empleadores al Registro, por las infracciones que la hubieran motivado.

Ambas medidas facilitan el acceso a diversos beneficios, en particular, como señala uno de los considerandos de la resolución “deviene imprescindible la limitación transitoria de algunos de los efectos resultantes del régimen estatuido por la Ley 26.940, en tanto restringen el acceso a instrumentos de crédito que posibiliten la continuidad de la empresa y el pago de salarios a los trabajadores.”

Quedan fuera de lo dispuesto las sentencias firmes o ejecutoriadas de acuerdo a las causales del inciso h) del art. 2 de la citada ley, las sanciones impuestas por infracciones a la ley que prohíbe el trabajo infantil y protege el trabajo adolescente y las sentencias condenatorias por infracción a la ley de trata de personas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario