18 de noviembre 2013 - 20:58

En reunión del G-20, el Gobierno volvió a desestimar el ajuste

En reunión del G-20, el Gobierno volvió a desestimar el ajuste
El Gobierno argentino rechazó con énfasis en una reunión con representantes del G20 que el ajuste sea eficaz para salir de una crisis y consideró que los países centrales están equivocando el camino al rescatar al sistema financiero y no a la economía real.

En un encuentro realizado en Buenos Aires, los representantes argentinos sostuvieron que "no hay espacio para el desarrollo sin inclusión y con desigualdad".

"Esta visión supone un Estado presente que asegure las condiciones esenciales para permitir a las personas salir de la pobreza. Un crecimiento para pocos no es opción", afirmó el ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

Lorenzino, y sus pares de Trabajo, Carlos Tomada, y de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman; y la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont; participaron de la reunión de representantes del G20 en la sede de la Cancillería argentina.

El ministro de Economía destacó que incluso el Fondo Monetario Internacional "ha generado un cambio en su visión" respecto de cómo se enfrentan los problemas macroeconómicos y ahora considera que para que el crecimiento sea sostenido debe ser inclusivo.

"Es el poder adquisitivo del salario y el consumo interno en la economía los que pueden motorizar una recuperación económica sostenida. Y ese es un camino en el que nuestro país puede mostrar resultados concretos", afirmó Lorenzino ante los representantes del G20.

Marcó del Pont señaló que los bancos centrales de los países desarrollados han errado el camino en los primeros años posteriores a la caída de Lemahn Brothers, en 2008, porque se preocuparon en salvar el valor de los activos financiero y no volcaron recursos a la producción y el empleo.

"Eso está vinculado a que, quizá, los países centrales equivocaron el diagnóstico. Y las políticas de ajuste terminan profundizando la crisis, lo cual tiene impacto en los países emergentes que necesitan de las exportaciones para equilibrar sus desbalances fiscales", sostuvo la autoridad monetaria.

La funcionaria sostuvo que la estabilidad monetaria y financiera "debe ser consistente y no reñida" con el mercado de trabajo, porque ese eso lo que impulsa la economía.

Tomada, por su parte, indicó que es el empleo el principal articulador entre la economía y los ingresos para el bienestar social, porque dinamiza la economía, alienta el consumo y potencia las posibilidades de inversiones.

Representantes técnicos de la Argentina y sus pares del G20 abordaron los avances en el crecimiento y el empleo desde la crisis financiera; los escenarios para el empleo y el crecimiento actual y los retos políticos: los factores cíclicos y tendencias a largo plazo.

Participaron de los debates Marck Keese, de la Dirección de Empleo de la OCDE; Jan Kregel, del Instituto Levy; Paulo Nogueira Batista, director adjunto del IMF de Brasil; Sandra Polaski, subdirectora general de política de la OIT; y Antonio Prado, director ejecutivo de la CEPAL.

Dejá tu comentario

Te puede interesar