Europa consagra a Brasil hoy como socio estratégico

Economía

Brasilia (EFE, AFP, Reuters) - Brasil entrará hoy en el selecto club de «socios estratégicos» de la Unión Europea, una decisión que reconoce su creciente liderazgo en la región y el mundo y que permite a los europeos ganar terreno en América latina.

La primera cumbre entre la UE y Brasil, que se desarrollará en una sola jornada, colocará al gigante sudamericano en una posición que «los 27» sólo tienen con otras seis potencias: Estados Unidos, Rusia, China, Canadá, India y Sudáfrica. La UE quiere convertir a Brasil «en ancla de las relaciones de Europa con América del Sur», dijo una fuente diplomática europea.

Además de trabajar en sectores clave, como la energía y el transporte, la UE y Brasil buscan acercar posiciones para conseguir «un sistema más efectivo en las Naciones Unidas» y destrabar un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur, lanzado en 1999 pero estancado desde 2004.

  • Prioridad

    Entre las prioridades de política exterior de Brasil, uno de los 10 países del mundo con mayor territorio, mayor población y mayor PBI, está obtener un escaño permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. «Reconocemos a Brasil el estatuto de 'actor clave'», afirmó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

    El encuentro de Luiz Inácio Lula da Silva con el primer ministro portugués, José Socrates, presidente de turno de la UE, y las más altas autoridades del bloque tendrá lugar 10 días después de una reunión que pretendía reactivar la ronda de Doha de la OMC, pero fracasó con un portazo de Brasil e India a Europa y Estados Unidos.

    En un marco más reducido como el de la UE-Brasil, no obstante, es posible lograr avances en ciertos sectores, destacó el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, sin especificar cuáles. «Bilateralmente podemos ofrecer cosas que no podemos ofrecer en el marco multilateral», apuntó.

  • Subsidios

    Hasta ahora, Brasil, líder del Grupo de los 20 que reclama el fin de los subsidios agrícolas de los países ricos, ha supeditado las negociaciones entre la UE y el Mercosur a un avance en la ronda de Doha que no ha llegado, y el propio Lula advirtió que «si (los europeos) no abren la agricultura, no hay diálogo».

    Para reanudar las negociaciones por un TLC entre el Mercosur y la UE, se deberá definir previamente si Venezuela, que negocia su ingreso pleno, es parte o no de ellas, afirmó el embajador de la Comisión Europea en Brasilia, Joao Pacheco.

    Brasil intentó también despejar cualquier duda de sus socios del Mercosur sobre una eventual negociación de un TLC por separado con la UE. «Brasil no va a negociar nada con la UE por separado», aseguró Amorim.

    Invitado estrella en Lisboa, Lula podría tener la oportunidad de conversar con otros líderes europeos invitados a una cena informal por el presidente portugués, Anibal Cavaco Silva. Entre ellos figuran el presidente francés, Nicolas Sarkozy; el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro italiano, Romano Prodi.

    México y Chile son los únicos dos países latinoamericanos que han concluido con la UE un acuerdo de asociación, un escalón por debajo del estatus de «socio estratégico», aunque cuentan con un TLC con Bruselas.
  • Dejá tu comentario