17 de agosto 2007 - 00:00

Faltarían alimentos por gremios

Hugo Moyano
Hugo Moyano
La guerra que vienen librando los gremios de camioneros y mercantiles tendrá, a partir de hoy, consecuencias directas sobre la población en general: el sindicato que comanda Armando Cavalieri convocó a un paro nacional por tiempo indeterminado de sus 15.000 afiliados que trabajan en las más de 140 bocas de autoservicios mayoristas del país.

En caso de que el gobierno no laude o intervenga (anoche a última hora se esperaba el dictado de la conciliación obligatoria), la medida de fuerza provocará un inevitable desabastecimiento de alimentos, artículos de limpieza y bebidas de los que los mayoristas proveen 60% del total del consumo del país. El otro 40% lo tienen los súper e hipermercados, a los cuales -sin dudas-, ante el cierre de sus proveedores habituales, acudirán este fin de semana a pequeños y media-nos comerciantes para abastecerse, lo que a su vez causará desabastecimiento también en las grandes cadenas.

Uno de los sectores más afectados por el cierre será el de los autoservicios chinos; por eso la cámara que los representa (Casrech) reclamó la «inmediata intervención del Estado a fin de dar solución a este problema que afecta en forma directa a la comercialización de productos de consumo masivo y que perjudica a un importante sector de la población, sobre todo consumidores de bajos recursos», y advirtieron que «de continuar el cierre de algunas bocas mayoristas en las próximas 72 horas faltarán muchos de los productos de primera necesidad, en las góndolas de la mayoría de los comercios de proximidad o de barrio».

  • Reclamo

  • El motivo de la huelga es reclamar un aumento salarial para todo el personal que al menos iguale lo que ganarían esos empleados en caso de ser afiliados al gremio de Hugo Moyano. De hecho, el miércoles por la mañana empresarios y delegados de Comercio habían acordado ese aumento para casi todas las categorías, pero rápidamente los camioneros contraatacaron tomando 25 mayoristas. Ante la violencia de los moyanistas, los empresarios dieron marcha atrás con el acuerdo.

    Lo que busca la gente de Cavalieri con el paro es sacar de su inacción al Ministerio de Trabajo, que hasta ahora eludió pronunciarse sobre el encuadramiento de los trabajadores que Camioneros reclama para sí y Comercio pretende no perder porque ya le pasó con los de los supermercados. De hecho, en ninguno de esos conflictos (Coto, Jumbo/Disco, Carrefour, etc.) la cartera se pronunció sobre en qué gremio debía encuadrarse la actividad de los afiliados que reclamaba Moyano, y por eso hubo que apelar a «acuerdos privados» y a soluciones imaginativas como -por caso-crear una empresa de logística separada de la cadena de supermercados (Carrefour), cuyos empleados (o sea todos los que hacían «logística) pasaron a trabajar.

    Por eso CADAM, la cámara que nuclea a los mayoristas, viene pidiendo una audiencia con el titular de la cartera laboral, Carlos Tomada, desde que hace un mes los moyanistas coparon la sede de Supermercados Mayoristas Vital en La Paternal.

    Ayer se repitieron los copamientos de autoservicios mayo-ristas que se habían iniciado el miércoles, pero con más violencia y en mayor número de bocas de venta: fuentes de la CADAM aseguraron que los «pesados» de Camioneros bloquearon los ingresos a las 26 sucursales de Maxiconsumo, cinco de las ocho que tiene El Ciclón y nueve de las doce de Vital.

    Hasta ahora, el gremio de los Moyano (el padre Hugo y el hijo Pablo) impuso por la fuerza sus posiciones; sin embargo, una fuente de Comercio admitió a este diario: «Si tenemos que acudir a los mismos métodos que ellos, lo vamos a hacer. Creo que por la inacción de Tomada estamos llegando a una situación muy peligrosa, que podría llegar a la confrontación física».

    Al gremio de Cavalieri, el «método Moyano» de reafiliación sindical ya le costó varios miles de afiliados; si los camioneros logran su propósito también en los mayoristas, la sangría se incrementaría en 15.000 fichas más.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar