Economía obtuvo $173.885 millones en la última licitación de junio

Economía

Terminó con el mayor endeudamiento mensual del año y armó colchón para los próximos meses. Modo prudencia: financiamiento del Tesoro desde el BCRA es 40% del total en lo que va de 2021.

El Ministerio de Economía colocó $173.855 millones de deuda en pesos, en la última licitación de junio. El monto captado fue algo menor a los $240.000 millones que había salido a buscar para refinanciar todos los vencimientos de la semana, pero le alcanzó para terminar con el mayor fondeo neto mensual del año. Así, Martín Guzmán envió una nueva señal de prudencia monetaria al cerrar el primer semestre con un endeudamiento neto de $356.000 millones, un nivel cercano al que cosechó durante todo 2020 ($386.700 millones), que le permite mostrar una reducción en las necesidades de asistencia financiera del Banco Central para cubrir el déficit del Tesoro. El porcentaje de refinanciación de la deuda acumulado en 2021 ya alcanza el 125%.

Casi sin vencimientos hasta esta semana, en las primeras dos licitaciones del mes la Secretaría de Finanzas había acumulado un colchón de $228.400 millones, equivalente al 93,5% de los compromisos de junio. Así, con el monto cosechado, el financiamiento neto mensual cerró en $158.000 millones, muy por encima de los $58.255 millones de abril, que hasta ahora era la marca más elevada del año. De cara a un tercer trimestre de abultados vencimientos, en el cual el Gobierno se prepara para acelerar el gasto e intentar impulsar una recuperación de los ingresos tras un primer semestre de fuerte disciplina fiscal, Guzmán procuró dar una señal al mercado de que el bache en las cuentas del Estado no se cubrirá con un salto en la emisión monetaria. Más aún luego de que se iniciaran las primeras presiones sobre el dólar blue de cara a la arena preelectoral.

Lo cierto es que, al menos hasta el jueves pasado, el Tesoro no había requerido asistencia financiera del BCRA para afrontar sus gastos de junio gracias a las elevadas colocaciones de deuda del mes. En rigor, el viernes 11 Economía le devolvió $2.200 millones al Central en concepto de adelantos transitorios, pero siete días después la entidad que preside Miguel Pesce le reenvió el mismo monto por el mismo concepto, lo que dejó un saldo mensual neutro. Con todo, fuentes oficiales no descartaban que esta semana se requiriera algún pedido de asistencia monetaria para afrontar los pagos de aguinaldo y jubilaciones de los próximos días.

De cualquier manera, en lo que va del año el Gobierno logra sobrecumplir su meta de reducción de la asistencia del BCRA al Tesoro. En el Presupuesto, Guzmán se propuso cubrir el 60% del déficit con emisión monetaria y el 40% con deuda. Hasta donde llegan los datos oficiales (23 de junio) la proporción de cada una de las fuentes financieras era exactamente la inversa: 40% emisión ($240.000 millones) y 60% deuda ($356.000 millones). La intención oficial es minimizar la inyección de pesos en la economía bajo la premisa de que una mayor liquidez iría a presionar sobre el dólar. Por la ampliación del gasto y por los abultados vencimientos (en particular en agosto, cuando rondarán los $500.000 millones), los próximos meses serán más desafiantes para la estrategia oficial.

“El resultado de hoy nos permite consolidar el financiamiento del Tesoro en el mercado de capitales local a tasas sostenibles que permiten, además, dar previsibilidad a la ejecución del programa financiero y cumplir con la composición del financiamiento previsto en el Presupuesto 2021”, afirmó el secretario de Finanzas, Mariano Sardi, después de la licitación.

En concreto, el Tesoro recibió 741 ofertas, un número que Sardi destacó como un signo de participación de una amplia gama de inversores. En el mercado especulaban con una importante participación de los bancos, que desde este mes tienen la opción de migrar encajes colocados en Letras de Liquidez (Leliq) a títulos públicos de entre 180 y 450 días de plazo. La semana pasada hubo un desarme de Leliq por alrededor de $46.000 millones, aunque este martes habrá otra subasta de estas letras que emite el BCRA de la que también podrán salir pesos para suscribir la licitación de Finanzas ya que ambas se liquidan el miércoles.

Dentro de los títulos ofrecidos por el Tesoro, los tres que cuajaban en la nueva normativa de encajes captaron un total de $96.602 millones. Se trató de las nuevas Ledes (tasa fija) al 31 de diciembre, que pagarán un interés nominal anual del 40,77%; Lecer (atada a la inflación), que vencerá en la misma fecha y pagará una tasa real del 1,61%; y Lecer al 30 de junio de 2022, con un rendimiento real del 2,35% (por encima del 2% que venía pagando por letras a un año). El resto fue a las reaperturas de la Ledes al 29 de octubre ($30.501 millones) con tasa del 39,39%; la Letra a Tasa Variable que expira el mismo día ($16.386 millones) al 39,51%; y la Ledes al 30 de noviembre ($30.366 millones) con tasa del 39,97%.

El 3,3% que marcó el IPC de mayo, tres décimas menor a lo esperado, le permitió a Finanzas reducir el porcentaje de deuda indexada en el monto total colocado en esta operación, como adelantó Ámbito: esta vez representaron el 40% de lo conseguido, mientras que en las primeras dos licitaciones de junio promediaron el 80%.

Dejá tu comentario