6 de octubre 2015 - 13:52

FMI: Argentina crecerá este año apenas un 0,4% y en 2016 seguirá estancada

FMI: Argentina crecerá este año apenas un 0,4% y en 2016 seguirá estancada
En un contexto global caracterizado por la desaceleración del crecimiento - particularmente de los mercados emergentes- el Fondo Monetario Internacional prevé que la economía argentina avanzará 0,4% en el año en curso, pero que registrará una caída de 0,7% el próximo, según el último informe Perspectivas de la Economía Mundial (WEO) dado a conocer este martes en Lima, Perú.

El organismo recortó las proyecciones de crecimiento de casi todos los países y señaló la existencia de "riesgos a la baja", manifestando distintas preocupaciones por la situación de la economía mundial afectada particularmente por la baja en los precios de las materias primas.

Los números sobre la inflación tampoco dejan bien parada a la economía argentina. Con una previsión del 16,8% para el año en curso, (el ministro de Economía, Axel Kicillof en declaraciones periodistas indicó que la inflación anual sería del 15%) la ubica en cuarto lugar entre las economías con mayores aumentos de precios previstos, detrás de Venezuela (casi 160%), Ucrania (50%) y Sudán (casi 20%). De acuerdo con las estadísticas del FMI, tan sólo una docena de países registrarían en 2015 variaciones de precios de dos dígitos. Y peor es la proyección para la inflación argentina de 2016: casi 26%.

Como viene ocurriendo desde hace varios años, el Fondo continúa haciendo la salvedad de que las estadísticas de la Argentina están bajo revisión y recuerda que el 1 de febrero de 2013, el FMI emitió una declaración de censura, y le solicitó a la Argentina implementar acciones específicas para que las estadísticas referidas al PBI y los precios al consumidor se adecuen a los estándares de calidad del organismo.

A la economía argentina le toca desempeñarse en el peor "barrio" del mundo, ya que se prevé una disminución de 1,5% en la economía sudamericana, fuertemente influenciada por la crisis que afecta a Brasil. Para Brasil estima una caída de 3% para este año y una continuidad de la recesión en 2016, con un retroceso proyectado del 1%. En tanto, para Venezuela estima que la economía se contraerá un 10.

En términos generales, las economías emergentes se encuentran afectadas por el enfriamiento en el crecimiento de China, la principal demandante de materias primas. El FMI proyecta una expansión de 6,8% del producto bruto chino y una nueva desaceleración - a 6,3% - para el próximo, tras haber crecido durante años a tasas cercanas al 10%.

Uno de los pocos flancos de la economía en los que la Argentina se encuentra bien situada es en materia de cuentas externas. Se proyecta un déficit de la cuenta corriente de 1,8% del producto, sensiblemente por debajo del 3,5% que registraría este año el área sudamericana.

El FMI también espera que la tasa de desempleo en la Argentina se reduzca en 0,4 puntos este año, para ubicarse en 6,9% de la población, pero proyecta una suba hasta 8,4% para el año próximo, en coherencia con el retroceso proyectado en la actividad económica.

• Riesgos

Seis años después de que la economía mundial sufriera la recesión más profunda desde posguerra, "la vuelta a una expansión robusta y sincronizada sigue siendo incierta", según el Fondo. Al respecto, alerta que "los riesgos a la baja para la economía mundial ahora parecen más pronunciados que hace tan sólo unos meses" " dijo el nuevo economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, en la conferencia de prensa brindada ayer por la mañana en Lima.
El FMI espera un crecimiento mundial para el año de 3,1%, una cifra que supone 0,3 puntos menos que en 2014. Al respecto, vuelven a decepcionar las economías emergentes, ya que los pronósticos de crecimiento fueron recortados por quinto año consecutivo. En 2015 el mundo emergente y en desarrollo crecería 4%, por debajo del 4,6% registrado el año pasado.

En una síntesis de los problemas que vislumbra el organismo internacional, el informe también alerta respecto a la menor afluencia de capitales en los mercados emergentes, las presiones que soportan sus monedas y la creciente volatilidad de los mercados financieros" situación que afecta especialmente a los mercados emergentes y las economías en desarrollo".

Con todo, el Fondo espera que en 2016 la economía mundial tenga un mejor desempeño, con un avance del 3,6% y un crecimiento de las economías emergentes de 4,5%. Este pronóstico "refleja más que nada una recesión menos profunda o una normalización parcial de las condiciones de los países que están atravesando dificultades económicas en 2015 (entre ellos Brasil, Rusia y algunos países de América Latina y Oriente Medio), los efectos de contagio derivados de la vigorización del repunte de las economías avanzadas y la relajación de las sanciones impuestas a la República Islámica de Irán".

Dentro de los emergentes solo India es indicada con un crecimiento importante 7,3 % para 2015 y de un 7,5 % para 2016.

Asimismo, sostiene que "a corto plazo, los mercados emergentes siguen siendo vulnerables a nuevas caídas de precios de las materias primas y a la fuerte apreciación del dólar que podría complicar más los balances empresariales en algunos países", sostiene el WEO.

Dejá tu comentario

Te puede interesar