11 de septiembre 2009 - 11:25

FMI: "La crisis económica no ha terminado, sobre todo la social"

Dominique Strauss-Kahn.
Dominique Strauss-Kahn.
El director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, afirma que la crisis no está terminada, aunque se haya salido del problema financiero, ya que en su dimensión social y laboral va a seguir agravándose al menos hasta mediados de 2010.

En una entrevista publicada por "Le Monde", Strauss-Kahn insistió en que no hay que "creer que la crisis está detrás de nosotros. Hemos salido de la crisis financiera. (...) aunque se percibe el final del túnel, estamos todavía en la crisis económica. Pero sobre todo seguimos en la crisis social".

"La suba del desempleo no cesará antes de la segunda mitad de 2010", es decir, que para el que "desgraciadamente pierda su empleo en noviembre la crisis no está detrás, sino delante de él", explicó, tras poner el acento en que hay que ser prudente y señalar que el FMI no ha modificado su previsión de una caída del 1,4% este año del Producto Interior Bruto (PIB) mundial.

En este contexto, "no hay que parar las políticas públicas de apoyo al crecimiento" pero paralelamente "preparar ahora las estrategias de salida de crisis adaptadas a cada país" para que se conozcan los objetivos, señaló.

Preguntado sobre cómo será la recuperación, contestó que "no obligatoriamente" será fuerte y que aunque puede permitir reabsorber "significativamente" los desequilibrios financieros de los déficit de Estados Unidos y de los excedentes de China, el aumento de la tasa de ahorro en ese primer país reducirá su consumo y plantea un problema.

"¿Quién sustituirá al consumidor estadounidense para tirar del crecimiento mundial?", se interrogó el director del FMI antes de advertir que la demanda interna de los países emergentes no tiene la misma estructura que la de EEUU y, por ejemplo, los productos de altas tecnologías no conseguirán salidas.

"Es un riesgo, y por eso es esencial que los países desarrollados apliquen grandes políticas de innovación", concluyó.

De cara a la cumbre del G20 de finales de mes en Estados Unidos, Strauss-Kahn alertó de que después de todo lo que se ha hecho a escala internacional contra la crisis, hay dos temas todavía pendientes que son "la regulación y la gobernanza".

"Se ha hecho mucho para reformar la regulación financiera, pero el ritmo es demasiado lento", por ejemplo en lo referido a las primas para los directivos de entidades financieras que han tenido que recurrir al dinero público: "esos modos de remuneración incitan a tomar riesgos que ponen en peligro a la colectividad".

El máximo responsable del Fondo estimó que para que las reformas sean legítimas, las instituciones multilaterales como la suya tienen que ser "más representativas" y dar más peso a países por ahora con pocos derechos.

Se cuidó en decir que eso no se limita, como piden los países emergentes, a la cesión a éstos de derechos de voto de los Estados industrializados, ya que algunos de estos últimos "como España, por ejemplo, también están subrepresentados".

Además, añadió que también habrá que "mejorar la representación de los más pobres, entre ellos los países africanos".

Dejá tu comentario

Te puede interesar