Vuelven a impulsar el impuesto a las "grandes fortunas"

Economía

Tras semanas de incertidumbre, la Cámara de Diputados pudo sesionar el jueves pasado y aprobó proyectos sin demasiado conflicto, a horas del vencimiento del protocolo para trabajar de manera virtual, para lo que se tuvo en cuenta los días hábiles y no “de corrido”. La discusión para su renovación trae aparejada una puja entre oficialismo y oposición en cuanto a temas a tratar, ya que dentro de un paquete de beneficios tributarios se reflotaría la intención del Frente de Todos de empujar el impuesto a los denominados “ricos”.

Días atrás, la diputada del Frente de Todos Fernanda Vallejos aseguró que la iniciativa que tiene desde hace largas semanas el banquero y legislador Carlos Heller -órdenes finales, a cargo de Máximo Kirchner, jefe del Frente de Todos- “se va a presentar dentro de un paquete impositivo en las próximas semanas”. En resumen, el texto impone alícuotas por única vez desde los $200 millones, con el fin de recaudar entre u$s2.000 millones y u$s3.000 millones.

Según Vallejos, “la expectativa es tratar conjuntamente el impuesto extraordinario a las grandes fortunas junto a un paquete de reformas tributarias e impositivas, en particular facilidades fiscales para las pymes”. Sobre este último punto direcciona la mira el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, quien desliza un sendero dialoguista con la oposición junto a Kirchner -en Juntos por el Cambio ya hay ruido por las muy buenas relaciones de algunos jefes de bancada con el tigrense-, es decir, el dueño del proyecto que rompería acuerdos en Diputados, como una ley para expropiar Vicentin.

Más allá de estas conexiones de dudosa viabilidad, Massa muestra algo de voluntad para avanzar con proyectos de consenso junto a la oposición, como por ejemplo, una moratoria para monotributistas, autónomos y pymes. También apunta a beneficios amplios para el sector gastronómico y del turismo ante los pocos movimientos del ministro Matías Lammens.

Una golosina para la oposición será un permiso de ampliación de Presupuesto a debatirse en el Congreso, para evitar problemas ante un eventual DNU con nuevos superpoderes. Para los próximos días, Massa armaría una videoconferencia con los presidentes de los diferentes bloques con el fin de evaluar la continuidad del protocolo para trabajar en modo virtual, que tuvo algunos problemas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario