Reclamo de la Cámara de Gas Licuado

Economía

Distribuidoras de gas en garrafas denunciaron ayer que sufren una pérdida acumulada de 210 millones de dólares por el atraso de sus márgenes de ingreso frente a una constante suba de costos, y advirtieron que “puede peligrar el abastecimiento en este invierno”.

La advertencia fue lanzada por la Cámara Argentina de Distribuidores de Gas Licuado (CADIGAS), al reclamar “medidas urgentes para resolver la dramática situación económica y social ante la pérdida acumulada por 210 millones de dólares que, en conjunto, padecen las 180 empresas pymes del sector”.

Alertaron sobre el “riesgo de no poder operar con normalidad durante el próximo invierno”.

“El invierno es hoy y por eso necesitamos medidas inmediatas, para garantizar el abastecimiento de cara a la inminente temporada de bajas temperaturas y la creciente demanda de los sectores más vulnerables”, reclamó la entidad en un comunicado.

La mayoría de las empresas del sector son de estructura familiar y emplean a casi 3.000 personas para llegar con gas de garrafa a unos 5 millones de hogares en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Corrientes, Misiones, Formosa, Tucumán y Mendoza, entre otras.

“Estamos viviendo una situación agobiante por las deudas acumuladas, que son imposibles de afrontar y una profunda descapitalización”, indicó esa cámara.

Denunció que “en los últimos 6 años los costos han crecido casi 600 % y los márgenes solo 250%”.

“Perdemos dinero cada día que salimos a trabajar y ya no tenemos resto para afrontar las exigencias de la demanda del invierno, señaló.

Temas

Dejá tu comentario