29 de enero 2023 - 19:39

El Gobierno profundiza el recorte del gasto real en el comienzo del año

En la primera mitad de 2022 Economía había expandido las erogaciones. El bono a jubilados hace la diferencia porque, medido en moneda constante, este año se está gastando menos.

Sergio Massa-deuda-recompra de bonos
Ministerio de Economía

Tal como era previsible, en los primeros días del año se observa una fuerte corrección en el gasto primario del Sector Público Nacional. De acuerdo con un relevamiento realizado por la consultora Analytica, en la tercera semana de enero las erogaciones cayeron 31% en términos reales respecto de igual período de 2022.

Si bien es cierto que desde que llegó Sergio Massa al Ministerio de Economía el Gobierno se está comportando de manera más ortodoxa en el campo fiscal, también hay un efecto base de comparación ya que en el arranque de 2022 el ex ministro Martín Guzmán estaba expandiendo los gastos en vez de reducirlos.

“En la tercera semana de enero el gasto primario real cayó 18,3% respecto de igual semana de diciembre y 31% en relación a un año atrás”, señala el Monitor del Ajuste del Gasto elaborado por Analytica. Si se profundiza en los datos, las jubilaciones y el gasto del PAMI bajaron 29,6% en términos reales. La Obra Pública se redujo 66.5%, Bienes y Servicios, 49,3% y transferencias a provincias 21,2%. En menor proporción disminuyeron el Gasto de Personal, con el 9,7% y los Programas Sociales con el 6,6%.

Al comparar con lo ocurrido el año pasado, la consultora advierte que la corrección se focalizó en el gasto de las jubilaciones y pensiones. Esto se debe a que el bono que decretó a fines de 2022 el gobierno de Alberto Fernández es inferior al mismo que se concedió el año anterior. Analytica estimó que ese mismo beneficio del 2021 “tomado en pesos de 2022, fue $6.000 millones superior al asignado para el trimestre diciembre, enero y febrero”.

En tanto, los dos rubros del gasto que siguen creciendo en términos reales son las Asignaciones Familiares y la Asignación Universal por Hijo (AUH) con un 133,7% en términos reales y los subsidios económicos con el 4,2%.

Al respecto, la sociedad de bolsa GMA Capital considera que por lo menos en la primera mitad del año la corrección de las cuentas va a continuar, debido a una cuestión estacional. Usualmente el déficit del primer semestre es más bajo que el del segundo.

“Si tomamos el acumulado de los últimos 12 meses, podemos notar que desde el último máximo de junio de 2022 el gasto se ajustó 4,9% real. Sin embargo, aún se encuentra 15% por encima del último piso de enero de 2020”, señala GMA Capital.

El reporte dice que “por factores exclusivamente estacionales, durante el primer semestre del año el déficit suele ser menor al último del año anterior”. “De hecho, es algo que ha sucedido en 6 de los últimos 7 años, a excepción de 2020, cuando irrumpió la pandemia”, indica el informe.

La consultora considera que “se profundizará el ajuste en subsidios”. “Para tomar dimensión, si bien (en 2022) se redujo en 0,4 puntos porcentuales del PBI respecto a 2021, se encuentra 1 punto por encima de los niveles registrados hacia finales de 2019”, dice el reporte.

En tanto, uno de los rubros que mayores recortes sufrió el año pasado fue la Inversión Pública (IP). La inflación del 96% se transformó en el gran aliado del Gobierno para licuar el gasto: durante todo el ejercicio la IP ascendió a $1,18 billones, con una caída en términos reales del 38,3% en comparación con los niveles de 2021, según estimó la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). El componente en el que el descenso fue más marcado fue del de Transferencias de Capital (TC), que con $790.657 millones registró una baja real del 46,6%, en tanto la Inversión Real Directa (IRD) cayó 9,9%, con $387.542 millones.

La recaudación fiscal sigue para arriba

En tanto, este miércoles Economía dará a conocer los datos de la recaudación fiscal de enero. La consultora LCG estimó que rondará los $2,4 billones con un incremento del 109%, marcando un crecimiento en términos reales del 5,6% anual.

Los impulsores de este crecimiento serían los tributos relacionados con seguridad social y la actividad interna, que marcarían un aumento del 123% y del 105%. “Para todo 2023 esperamos que la recaudación totalice los $37 billones con un incremento del 85% promedio”, estimó LCG.

Dejá tu comentario

Te puede interesar