Gobierno y el campo: guerra abierta el sábado. ¿Paz hoy?

Economía

El gobierno enfrentó su primer paro general en años de gestión. No fue sindical -ni pensarlo cuando les está permitiendo trozar, sazonar e ingerirse poco a poco a las empresas privadas, nacionales y extranjeras- sino del primer sector productivo en la historia argentina, el campo. Realmente la Casa Rosada lo está afectando en rentabilidad cuando soportó aftosa, sequías, convertibilidad, inundaciones, retenciones. Con audacia, aunque todo el sector empresario está afectado salvo que exporte y no lo traben, fue el campo el que se lanzó a un paro de 4 días que termina mañana. Un gobierno que permite todo tipo de manifestaciones desde piqueteros, izquierdas, ultraizquierdas, camionazos de Moyano contra empresas y más decidió dejar de ser pasivo. Llenó de resquemores entre sí a quienes invierten para producir en la Argentina induciendo a unos empresarios o comerciantes a no comprar carne y -traidoramente o no pero con miedo- acataron. Los extremistas económicos del gobierno pidieron autorización y manipularon impunemente contra ganaderos, lecheros, propietarios, arrendatarios. Presionaron con autoritarismo para que 10.000 cabezas en el Mercado de Liniers no fueran compradas y se vendan recién hoy. «No les daremos la foto de un lunes con los corrales de Liniers vacíos», dijeron los funcionarios proclives a castigar empresarios. Tienen todos los medios, comenzando por la intimidación a frigoríficos, supermercados, intermediarios. Y si no les respondían, tenían como reserva de acción a los piqueteros por un lado y a los camiones-tanques de guerra de Moyano por el otro, más la AFIP de Alberto Abad, y toda la televisión y la prensa oficialista. ¿Quién resiste toda esa fuerza en una Argentina donde la democracia tambalea? Fue una guerra desigual pero fue una guerra. El campo perdió y no prolongarán la medida iniciada el sábado. El sector que más divisas genuinas le dio al país en toda su historia fue vapuleado. ¿Sirve al país una victoria así? ¿Le sirve al gobierno? Hoy el Presidente anunciará el Plan Ganadero. Elucubrado en gran parte en mesas de 4 o 5 personas siempre de un solo lado, el oficial. Lo que ha trascendido es que el plan podría ser bueno para recomponer al campo a mediano y largo plazo. ¿Significará la paz? Puede ser. Al que produce la pelea no le gusta, salvo que lo acosen. Al gobierno le sobra dinero -que le extrae al mismo campo con retenciones- y podría por una vez subsidiar bien, sólo como hizo cuando destinó mil millones de pesos a exploración petrolera. Habrá que ver qué grado de intervencionismo tiene el plan. Si no será el primer subsidio en ser sacrificado si vienen épocas malas.

El paro del campo y especialmente el anuncio, esta tarde, del Plan Ganadero en Casa de Gobierno, marcarán al máximo la relación entre el sector agropecuario y el Poder Ejecutivo.

Pese a que las protestas no se prolongarán, como se especulaba inicialmente, el gobierno no descartaría un nuevo cierre total a las exportaciones de carne, como respuesta al primer reclamo que el sector le realiza a su gestión bajo la organización de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Al menos así lo admitieron los funcionarios que durante los últimos días llamaron con insistencia a los frigoríficos para evitar que realizaran operaciones el viernes en el Mercado de Hacienda de Liniers.

Casi simultáneo, el gobierno anunciará una de las medidas reclamadas por los ruralistas: un plan que permite incrementar la oferta de carne y hacer más rentable el trabajo de los ganaderos (ver vinculada).

  • Manifestaciones

    Pese al reclamo de algunos productores por extenderlo, el paro concluirá mañana tal como estaba previsto. Hoy se inicia una escalada de manifestaciones rurales en variados puntos del interior (San Pedro, Resistencia, Corrientes, Río Cuarto, Canals, San Luis, Entre Ríos), en el marco de la propuesta agropecuaria que culmina mañana. Dichas expresiones, con pancartas y carteles, cortes de rutas y panfleteadas, muchos de ellos agraviantes con los funcionarios nacionales y provinciales, podrían incrementar el malhumor del gobierno con los empresarios rurales.

    Desde Presidencia se invitó a toda la cadena de la carne, desde ganaderos, matarifes, consignatarios y carniceros y a la cita faltarán sólo los máximos representantes de CRA.

    «Yo no iría ni loco», repetía Raúl Vítores, presidente de la Sociedad Rural de San Pedro, quien ayer mismo denunció una «persecución intimidatoria realizada por un auto con vidrios polarizados», hecho que ya conoce la Policía del lugar. En San Pedro se cortará hoy la Ruta Nacional 9 y habrá quema de neumáticos y de fardos durante la mañana.

    Más cerca del mediodía, desde Chaco bajará por la Ruta Nacional 12 una caravana de camionetas (ya tienen confirmados más de 100 vehículos) que cruzará el puente General Belgrano que une Resistencia con Corrientes Capital. Allí se uniránchaqueños con productores correntinos (de Curuzú Cuatiá, Mercedes y Goya).

    En el Chaco comenzaban durante la tarde de ayer a preparar sus camionetas con calcomanías y pancartas: «Esto se está poniendo más pesado de lo que pensábamos», admitía el titular de la Rural de Basail, Chaco, Juan Cappózolo. Se refería a los carteles que acompañarán el merchandising de los ruralistas. Otro grupo importante se reuniría en Río Cuarto, Córdoba, convocado por CARTEZ, la entidad de origen del vicepresidente de CRA, Néstor Roulet. Allí, el predio de la Rural riocuartense será sede de un acto que tendrá a los lácteos y a la carne como eje de los reclamos.

    Sin embargo, las miradas desde temprano se focalizarán en el Mercado de Hacienda de Liniers, donde quedaron de remanente 10.000 animales el viernes debido al «lock out» de los frigoríficos.

    Otro dato que se sumará esta semana es el paro de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) que reúne a los estatales que trabajan en el SENASA y entregan los Documentos de Tránsito (DTA) que permiten trasladar la hacienda en todo el país. Con esta protesta de los estatales se lograría una prolongación de la paralización del comercio de hacienda esta semana.
  • Dejá tu comentario