Ganancias: qué deducciones se pueden hacer para pagar menos

Economía

Vivienda, prepaga, donaciones, seguros de vida, son algunos de los items necesarios para completar la deducción del Impuesto a las Ganancias.

AFIP instrumentó una suba de 35,38% del mínimo no imponible para el pago de del impuesto a las Ganancias. Un soltero comienza a tributar con un sueldo de $74.810 netos mientras que un casado con dos hijos lo hace desde los $98.963,20.

La base de deducción del mínimo no imponible está valorada en $167.678,40 y la especial es igual a 4,8 veces el mínimo no imponible y asciende a $804.856,32 en 2021.

Deducciones al Impuesto a las Ganancias

Si el contribuyente tiene un cónyuge con ingresos anuales inferiores al mínimo no imponible, se puede deducir hasta $156.320,63 del cálculo anual.

​A su vez por cada uno de los hijos menores de 18 años la deducción alcanza los $78.833,08​. En el caso de hijos con discapacidad no hay límites de edad.

Rige el tope de 5% de las ganancias netas para deducir el importe del abono a la prepaga o aporte complementario a obras sociales (para el contribuyente como familiares a cargo).

Se pueden deducir hasta 40% de la sumas pagadas en concepto de vivienda principal (se debe contar con el contrato en formato PDF, no tener inmuebles a su nombre, y una factura por mes).

Hasta $20.000 se puede descontar los intereses de un crédito hipotecario. Los seguros de vida y de retiro se descontarán $24.000 por año por cada uno. Si el contribuyente mantiene por dos años su aporte a una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) puede deducir el 100%.

Los gastos por viáticos que sean liquidados en el recibo de sueldo por parte del empleador se pueden descontar hasta un máximo de 40%.

Con un tope de 5% de las ganancias netas acumuladas se puede deducir las donaciones. A partir de la Ley de Teletrabajo se pueden descontar sin ningún tipo de tope la deducción por gastos relacionados a la compra de equipamiento de trabajo e indumentaria.

Se pueden incluir otros conceptos como pagos a cuenta como el Impuesto al Sello, que permite descontar un 33% de lo retención del banco o las percepciones por los gastos con tarjetas de crédito en dólares o la compra de dólar ahorro.

La ley del Impuesto a las Ganancias permite el cómputo de aquellos impuestos pagados en otros países por aquellas rentas generadas en el exterior.

Dejá tu comentario