Incertidumbre en mercados por primer paso de Bernanke

Economía

Washington (Reuters) - Tras meses de indicios explícitos sobre la marcha de las tasas de interés, la Reserva Federal podría volverse más reservada en los próximos meses, dejando a los mercados librados a su suerte.

El banco central estadounidense ha dejado entrever que dispondrá al menos de una o dos alzas más de un cuarto de punto porcentual en las tasas, pero las perspectivas son menos claras hacia adelante.

Algunas pistas, como la palabra «mesurado» que se implementó en mayo de 2004 para indicar el ritmo de incrementos en las tasas, podrían desaparecer pronto, quizá en el próximo encuentro del 31 de enero o en la reunión de marzo. Después de eso, los mercados serían dejados a su suerte.

Las minutas del encuentro que la Fed celebró en diciembre mostraron que los funcionarios intentaron comunicar que sólo habría un pequeño número más de alzas en las tasas.

Al mismo tiempo, los funcionarios dijeron que la política monetaria se volverá cada vez más dependiente de los indicadores económicos.

• Nerviosismo

La creciente incertidumbre sobre la dirección de las tasas, que coincide con la salida del presidente de la Fed, Alan Greenspan, y su reemplazo por el asesor de la Casa Blanca Ben Bernanke, ya generó cierto nerviosismo sobre el dólar, aunque datos apuntan a una estabilización ordenada de la economía.

Si la Fed se vuelve más hermética, los analistas podrían enfrentar tiempos más difíciles, diciendo adiós a 18 meses en que pronosticaban con comodidad incrementos de un cuarto de punto porcentual en cada encuentro, guiados por los claros indicios del organismo.

Con la tasa de referencia en 4,25%, muchos funcionarios creen que el costo del dinero está cerca del esquivo nivel neutral, aquel que ni impulsa ni sofoca el crecimiento económico.

Pero los analistas enfrentan ahora a un futuro menos predecible.
«Cuando la propia Fed no sabe qué va a hacer después de su próximo encuentro, la vida se hace más difícil para los pronosticadores», dijo David Jones de DMJ Advisers.

Distintos funcionarios de la Fed han reiterado que la etapa de guiar al mercado terminaría en algún momento.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta,
Jack Guynn, que este año tiene poder de voto en el comité que fija la política monetaria, sugirió en un discurso la semana pasada que el fin del ciclo de incrementos estaba cerca.

«Si bien la dirección de nuestra política ha sido bastante clara en los últimos 18 meses, en el período que se viene pienso que los funcionarios deberíamos resistir la tentación de decir más de lo que sabemos»,
afirmó Guynn.

«Cuanto más nos acercamos, menos explícitos podemos ser en ese punto», agregó.

• No tan seguros

Si en su encuentro del 31 de enero la Fed no está segura de que subirá las tasas nuevamente en su reunión del 28 de marzo, cualquier sugerencia sobre la probabilidad de otro incremento podría dar lugar a malos entendidos. En ese caso, los funcionarios podrían señalar que una nueva alza es posible, pero no necesariamente probable. «No es falta de transparencia cuando se deja de dar información cuando no hay nada que dar, y nos estamos acercando bastante a ese punto», dijo Alan Blinder, un ex vicepresidente de la Fed que actualmente se desempeña como profesor en la Universidad de Princeton.

Los mercados de futuros estiman actualmente que la Fed subirá las tasas a 4,5% a fines de este mes y consideran que hay 50% de posibilidades de otra alza en marzo.

«Personalmente, estoy muy cómodo con lo que estima el mercado»,
dijo Guynn la semana pasada.

Dejá tu comentario