Industria del vino, dividida por pelea entre bodegas

Economía

Una disputa interna de larga data en la industria del vino concluyó con la fractura del frente empresario en el sector. La gota que rebasó la copa fue que la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) designó a José Alberto Zuccardi para que asuma el 7 de marzo. El bodeguero sucederá en el cargo a Ángel Leotta, titular de la Cámara Vitivinícola de San Juan. El traspaso de mando tendrá lugar durante el tradicional desayuno que la Corporación realiza en el marco de las celebraciones por la Fiesta Nacional de la Vendimia en Mendoza.

La Corporación es un organismo público-privado que gestiona y articula acciones para cumplir con los objetivos del Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2020, entre otras tareas vinculadas al desarrollo de la producción de vinos argentinos.

Sin embargo, desde otro sector de bodegas la tarea de la Corporación está cuestionada. Y por eso, emitieron un comunicado en el que manifiestan su “disconformidad” con el nombramiento de Zuccardi y critican el funcionamiento de la corporación, aunque admiten que sus acciones son totalmente legales.

La polémica involucra por un lado a la COVIAR y por el otro al Centro de Viñateros y Bodegueros del Este y a Bodegas de Argentina, que firman el citado comunicado. También se menciona a “demás provincias productoras, sector privado. Neuqúen”, como firmantes.

Por su lado, la Corporación destacó que “José Alberto Zuccardi es la segunda generación al frente de una empresa familiar que ya integra a la tercera generación. Con sus dos bodegas, Zuccardi Valle de Uco y Santa Julia, emplea en Argentina a 850 personas. Es uno de los principales exportadores de vinos fraccionados del país, destinado el 60% de su producción a los distintos mercados del mundo”.

Las entidades rebeldes plantearon una serie de quejas y reclamos. Y anunciaron que “ante la falta de una respuesta favorable a nuestros pedidos, que incluso no fueron si quiera tratados con la seriedad y formalidad que corresponde, manifestamos nuestra decisión de no seguir participando de dicha institución”.

Las diferencias de criterios entre ambos sectores ya se hicieron públicas en junio del año pasado, cuando la Corporación alertó sobre el impacto negativo que tendría para los vinos argentinos un acuerdo de arancel cero con la Unión Europea. En cambio, en Bodegas Argentinas lo señalaron como una oportunidad de exportar más.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario