Industria: capacidad instalada subió al 53% y prevén una mejora adicional en julio y agosto

Economía

Es un porcentaje mayor al de marzo, cuando comenzó la cuarentena. Desde el sector estiman que la tendencia continuará en los próximos meses, aunque costará alcanzar el nivel prepandemia.

La utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicó en el 53,3%, un nivel superior al registrado en mayo (fue del 46,4%), lo que representa un síntoma en la recuperación de la actividad luego del desplome provocado por las restricciones en el marco de la pandemia. De todas formas, según publicó el INDEC, el dato continúa por debajo en la comparación interanual (59,1%). Desde el sector industrial estiman que tanto en julio como lo que se pudo percibir de agosto, la tendencia continuará, aunque todavía faltará para acercarse a los niveles prepandemia.

“Las principales incidencias positivas que explican la recuperación de la utilización de las plantas productivas en junio respecto de mayo, se observan en la metalmecánica excluida la industria automotriz, las industrias metálicas básicas, la industria automotriz, los productos minerales no metálicos, los productos de caucho y plástico, los productos alimenticios y bebidas, la refinación del petróleo, los productos textiles y los productos del tabaco”, señaló el organismo en su informe.

Los datos de utilización de la capacidad instalada de junio se ubicaron por encima de marzo (51,6%), mes en el que comenzó la cuarentena, pero por debajo de febrero (59,4%). “Estimamos que en los próximos meses las cifras se van a ir acercando a los niveles prepandemia. Ya se habían visto parte de las flexibilizaciones en el interior, y ahora se va a ir viendo la flexibilización en el AMBA. De todas formas, en la prepandemia, la capacidad ociosa era en torno del 40%, ahora está en el 47%. Con esta coyuntura es complejo y va a costar recuperar eso. Es complejo, también, por quiénes van a quedar en el camino y porque la recuperación es más lenta. Y ya el 40% de capacidad ociosa previo a la pandemia era un número malo”, aseguró a Ámbito José Urtubey, miembro de la UIA, quien agregó: “A niveles de producción va a ir mejorando, teniendo en cuenta que venías del subsuelo. El consumo también se recupera de a poco, aunque no tengo datos, sobre todo lo que es consumo masivo. Distinto es para los bienes suntuarios, quizá sea en algún caso para refugiarse en dólar, pero tampoco mucha gente tiene dinero para eso”.

“El nivel de capacidad instalada creció porque también estuvimos un par de meses vendiendo sólo stock. Entonces las industrias se quedaron sin stock y tiene que empezar a producir. Esto va a ser lento, obviamente es una buena señal, pero no deja de estar por debajo de los niveles del año pasado, que ya eran niveles bajos. La industria viene de dos años de caída, con lo cual si seguimos comparando este año con 2018 y 2019, estamos por debajo de los dos años más complicados que tuvimos, con lo cual falta mucho para reactivar a la industria realmente. Falta tiempo, faltan políticas y que esta pandemia termine”, agregó Silvio Zurzolo, presidente de la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA), quien agregó: “Con respecto a julio, en los número preliminares, se ve una lenta mejoría. Unos dos o tres puntos más, seguramente tendrá de avance. Pero, repito, lejos de lo que tiene que ser. Estamos hablando, para graficarlo, de seis máquinas prendidas de cada diez”.

Justamente, el Ministerio de Desarrollo Productivo difundió en los últimos días indicadores “con signos de recuperación mayores a los esperados” para julio. Los datos a los que hizo referencia el informe del Centro de Estudios para la Producción son en base a la producción automotriz, que había caído al 34% interanual en junio y en julio se ubicó en el -1,5% interanual, y el Índice Construya, que experimentó un alza interanual del 13,6% en julio. Además, el consumo de energía en la industria (proporcionado por CAMMESA), tras estancarse en la primera quincena de julio, se elevó a partir del 20 de julio: en las últimas dos semanas, tuvo una expansión del 2,5% interanual.

Al analizar por sector, se destaca que durante junio las industrias que fabrican “productos de tabaco” trabajaron al 97,1% de su capacidad, las de “papel y cartón” al 68,1% y la refinación de petróleo a 67,3%. En el otro extremo, la “industria automotriz” funcionó al 23% de su capacidad, mientras que los “productos textiles”, al 37,8%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario