Insumos metalúrgicos subieron 45% en 2020 (prevén nuevas alzas)

Economía

El promedio de los costos sectoriales estuvo por debajo del IPC, pero la escalada de las materias primas se mostró muy por encima.

La inflación núcleo fue del 39,4% durante 2020. La aceleración de los precios no regulados durante el último trimestre del año enciende alertas dentro del Gobierno. Las materias primas, que se revalorizan a nivel internacional están influyendo de manera significativa en el fenómeno y desde el sector metalúrgico advierten que sus insumos aumentaron 45,4% el año pasado. Empresarios confirman que en enero hubo nuevas alzas y creen que la situación podría ser más compleja aún en marzo.

El dato más preocupante que arroja el informe de la Asociación de Industriales Metalúrgicos es que el mayor incremento de los costos durante el 2020 estuvo dado por los principales insumos que utiliza el sector. Es así que los artículos no ferrosos aumentaron 47,6%, mientras que los ferrosos subieron un 43,2%.

Si bien la problemática del aumento de las materias primas es un fenómeno internacional, el impacto local se siente fuerte. La principal preocupación ahora es lo que pueda pasar en el comienzo de 2021. Un importante empresario del sector que dialogó con Ámbito, adelantó que durante el mes de enero ya recibió despachos con nuevas listas de precios. Además los metalúrgicos asumen que las paradas técnicas que sus proveedores suelen hacer en marzo generarán una restricción de la oferta y por consiguiente una nueva escalada en los costos.

El informe de ADIMRA reveló que el alza general de costos del sector fue del 31%. En este sentido, la caída del salario real y la influencia de los precios regulados, como la energía que solo aumentó un 1%, explicaron que el resultado promedio fuera más bajo que el avance del IPC del INDEC.

El interrogante que surge ahora es que sucederá cuando los sueldos se alineen con la inflación y cuánto tiempo podrá el Ejecutivo mantener el congelamiento tarifario. De no sostenerlo, la pregunta es cuánto y cómo aumentarán esos costos. En ese sentido, según indica la serie histórica, si bien este año la energía tuvo la menor incidencia, en los últimos cinco explicó los mayores incrementos.

A pesar del ancla que el Gobierno puso en una serie de rubros, durante el último trimestre los costos sectoriales se aceleraron y crecieron un 9,8% con respecto al anterior. “El aumento promedio en 2020 estuvo por debajo del incremento promedio de los precios de la economía. Sin embargo, la tendencia mostró que los aumentos se aceleraron durante los últimos tres meses del año, principalmente por el alza de los insumos básicos”, señaló el Director de Estudios Económicos de la entidad, Tomás Canosa.

Meses atrás otro informe de ADIMRA había revelado que siete de cada diez empresas tuvo problemas para obtener insumos. La misma queja fue señalada por parte de la industria del juguete y el sector alimenticio. También se registraron problemas en la construcción, a tal punto que el Gobierno, con el apoyo de privados, decidió aplicar la ley de abastecimiento.

Dejá tu comentario