La industria trabajó en julio al 56,8% de su capacidad

Economía

Se mantuvo la recuperación exhibida durante los últimos meses, pero aún no alcanzó los niveles previos a la pandemia, según informó el INDEC.

La utilización de la capacidad instalada durante julio se ubicó en 56,8%, un nivel inferior al del mismo mes de 2019, cuando se registró un 58,7%. De todas formas, las cifras al respecto continúan con su lenta recuperación luego de la caída provocada por la irrupción de la pandemia. Es así que el dato difundido ayer por INDEC se encuentra por encima de junio (fue 53,3%), mayo (46,4%), abril (42%) y marzo (51,6%). De todas formas, y más allá de los componentes estacionales, aún no alcanzó los niveles de febrero (59,5%).

Según destacó el organismo oficial, los bloques sectoriales que presentaron en julio niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al general fueron productos del tabaco (79,5%), sustancias y productos químicos (68,7%), refinación del petróleo (68,1%), productos minerales no metálicos (67,5%), papel y cartón (65,0%), industrias metálicas básicas (61%) y productos alimenticios y bebidas (59,5%). Los bloques sectoriales que se ubicaron por debajo del nivel promedio, fueron edición e impresión (51,6%), productos de caucho y plástico (47,3%), industria metalmecánica excepto automotores (44,6%), productos textiles (43,1%) e industria automotriz (29,8%).

Al analizar en detalle, se percibe que principal incidencia negativa con respecto al mismo mes del año anterior se observó en las industrias metálicas básicas, que el año pasado trabajó al 79,3% de su capacidad. “Según datos de la Cámara Argentina del Acero, la elaboración de acero crudo muestra una disminución de 22,2% respecto del nivel de julio del año pasado”, remarcó INDEC.

También se ubicó por debajo en su comparación interanual la elaboración de alimentos y bebidas (63,9% contra 59,5%), “a partir principalmente del menor nivel de molienda de oleaginosas, de la disminución en el volumen de producción de ciertas líneas de bebidas como aguas y gaseosas, y de la menor elaboración de carnes bovina y aviar”. Algo similar ocurrió con la refinación del petróleo (75,1% del año pasado, frente a 68,1%). La principal incidencia positiva, se dio en el bloque de sustancias y productos químicos, así como en los productos de tabaco.

El crecimiento de casos de coronavirus en distintas zonas del país, advierten desde el sector, podría suponer un freno a la recuperación que el indicador de la capacidad instalada demostró en los últimos meses. “Creo que va a seguir creciendo. Hay una pequeña reactivación, la estamos viendo, con lo cual esperamos que el indicador siga creciendo. Mucho va a tener qué ver lo que ocurra con el aumento de los casos de covid fuera del AMBA, hacia dentro de la provincia (como así a otras provincias) puede hacer que merme un poco la capacidad”, analizó a Ámbito Silvio Zurzolo, presidente de Presidente de la Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA). Con respecto a lo que se pudo percibir durante agosto y parte de septiembre, remarcó: “Hay empresas que les está yendo bien, otras que levantan de a poco y a otras que le está yendo mal. Y no es por sector, es más que nada por región. Por eso se hace complejo analizar en conjunto. Creo hay que empezar a ajustar modelos de cadena de valor para ir viendo las cadenas para ver cuál es la que tenemos que ajustar más y cuál podría ser más rápido su crecimiento. Igualmente, con los contagios que está habiendo en el Interior, vamos a tener que esperar un poquito más en esta pospandemia”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario