Inflación de marzo sería 1,1%

Economía

El dato más esperado en lo económico esta semana es el de la inflación de marzo. Por la información con que contaba el equipo de Miceli, relevada ya la tercera semana del mes, el aumento iba a ser como mínimo de 1%. En el peor escenario veían 1,2%. No es trágico, teniendo en cuenta que está en línea con 12% de aumento que se espera para 2006. Una curiosidad: feriados como el dispuesto para el 24 de marzo juegan en contra por el aumento que siempre generan, fuera de estación, en el rubro turismo. En el mercado financiero no habrá impacto en las cotizaciones de los bonos indexados, ahora más afectados por cuanta noticia provenga de EE.UU. con las tasas de interés.

La inflación de marzo se ubicaría cerca de 1,1%, impulsada por tres rubros: indumentaria, educación y la carne. De confirmarse este resultado, en lo que va de 2006 el Indice de Precios al Consumidor (IPC) que publicará el miércoles el INDEC acumularía un incremento menor que 3%, ya que hasta ahora enero mostró un alza de 1,3% y febrero de 0,4%.

Para el gobierno, el resultado de la inflación de marzo es dual. Por un lado, que sea superior a 1% representa más de lo que se esperaba a comienzos de febrero, cuando el Poder Ejecutivo profundizó su estrategia de cerrar acuerdos de precios con el sector privado. Esta política debiera garantizar, al menos para la visión del gobierno, un alza mensual en los precios de menos de 1% para que a fin de año la variable no supere 12%.

Sin embargo, el costado positivo de la noticia que se conocerá esta semana (y que desde el Ministerio de Economía, a cargo de Felisa Miceli, se encargarán de resaltar), es que el acumulado del IPC en lo que va del año es menor que el del primer trimestre de 2005, cuando el alza de la inflación fue de 3,5%. El comienzo del año pasado marcó un incremento de 1,5% en enero, 1% en febrero y 1,5% en marzo. En todos los casos, se trata de un período estacionalmente alto en cuanto a la inflación, especialmente por la aceleración de los precios debido a las vacaciones y al comienzo de las clases. En general, el IPC tiende a desacelerar su incremento en el segundo trimestre del año. Para el período abril-junio, el gobierno espera que la suba no supere 0,9% mensual.

En marzo de 2006, tres factores habrían sido los que presionaron a favor de un movimiento ascendente en el IPC. Los principales fueron los textiles y la educación. En el primer caso, el cambio de temporada siempre juega en contra de la estabilidad de los precios; pero en este caso la situación empeora por el muy buen nivel que viene registrando el consumo interno. Por su parte, la educación privada tuvo un reajuste este año, con incrementos en las cuotas con un promedio de 15%.

  • Proyección

    El tercer factor negativo fue la carne, que si bien habría tenido una alza moderada (menor que 6% del Indice del Mercado de Liniers), el aumento habría sido lo suficientemente importante como para presionar los alimentos a la suba.

    Para todo el año, el gobierno espera un crecimientode la inflación no mayor que 12% y que, en lo posible, se acerque más a 8% que figura en el Presupuesto nacional. Desde la salida de la convertibilidad, en diciembre de 2001, el IPC acumula un crecimiento cercano a 80%.
  • Dejá tu comentario