Invade Brasil con celulares: ya llegan u$s 474 millones

Economía

Hasta setiembre, el déficit comercial con Brasil orilló los u$s 3.000 millones. Desde el gobierno suelen argumentar, a modo de consuelo, que el desbalance es sano porque la mayor parte de las importaciones son bienes de capital. Sin embargo, al analizar la composición de las compras, surgen algunas contradicciones, como que el principal producto importado son teléfonos celulares.

Según datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, en los primeros nueve meses del año ya se exportaron al mercado argentino u$s 474 millones por celulares. De esta manera, se constituye en el producto más comprado a Brasil al representar ya casi 5% del total de importaciones.

En un reciente informe, la UIA reconoce que son «los bienes intermedios el principal rubro del comercio bilateral, ya que explican 38% de las exportaciones argentinas a Brasil y 34% de las importaciones de productos brasileños en los ocho primeros meses del año». O sea que lo que más comercian la Argentina y Brasil son insumos, materias primas y bienes semielaborados.

En tal sentido, la entidad explica que «el saldo argentino es deficitario en todos los casos, a excepción de los productos primarios que suman un superávit (en ocho meses) de u$s 1.176 millones; pero el déficit en manufacturas (tecnología baja, intermedia y alta) asciende a u$s 3.321 millones».

  • Llamativo

    Ocurre que la mayoría de los productos manufacturados importados desde Brasil son automóviles, vehículos de pasajeros, autopartes, tractores y maquinaria agrícola. De modo que, con excepción del equipamiento para el sector agrícola, resulta llamativo que se consideren bienes de capital a los celulares, incluso a algunos chasis para carga y hasta a los equipos de aire acondicionado. Por lo tanto, al depurar las importaciones de bienes de capital con Brasil, son mucho menos de lo que se cree. Si bien todo equipamiento nuevo da lugar a esperar una mejora en la productividad, no puede dejarse de poner en duda el impacto macroeconómico de semejante importación de celulares.

    Detrás del sector automotor, incluyendo autopartes, que explican el mayor intercambio bilateral (casi un tercio del total), entre celulares y combustibles (fueloil y gasoil) se concentra cerca de 10% de las importaciones argentinas de origen brasileño.

    Ahora bien, del lado argentino, también soslayando las exportaciones del complejo automotor, son el trigo y las naftas para petroquímica los principales productos vendidos a Brasil ya que representan casi 25% del total general. Claro que, en términos de valor exportado, el fuerte incremento de las ventas externas al mercado brasileño está explicado por el aumento del precio del cereal (más de 40%).
  • Dejá tu comentario