Advierten que la inversión se desplomó casi 68% a raíz de la crisis en industria y construcción

Economía

Según un informe del Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala, la inversión en equipos nacionales se contrajo un 82,6% por el derrumbe de la industria siderúrgica y la de minerales no metálicos.

En el primer mes completo de aislamiento obligatorio para contener los contagios de Covid-19, la inversión se desplomó un 67,7% interanual de acuerdo a lo informado este viernes por el Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala.

La inversión en Equipo Durable de Producción (EDP), presentó una caída del 56,9% en abril, explicada por una contracción del 82,6% en la destinada a equipos de producción nacional, que fue atenuada por una merma del 34,9% en la aplicada a equipos importados.

INVERSION ITE.JPG

El trabajo de ITE destacó que el declive de la inversión en equipos nacionales fue traccionada por el derrumbe de la industria siderúrgica y la de minerales no metálicos. Según los datos arrojados por el INDEC este jueves, ambas sufrieron una baja en torno al 70% en comparación con abril de 2019.

Al respecto, la Cámara Argentina del Acero aseguró que las plantas siderúrgicas que producen insumos para los sectores esenciales o que cuentan con procesos no interrumpibles "se mantuvieron operando con dotaciones o guardias mínimas” mientras que "un grupo grande de plantas, fundamentalmente productoras de aceros largos, transcurrieron abril sin poder producir y limitando su escasa operación a despachos de productos en stock para sectores autorizados a operar o para exportaciones comprometidas.”

El rubro se vio sumamente afectado por la baja demanda de hierro redondo y acero por parte del sector de la construcción, que en abril vio caer su actividad un 75,6% interanual, y por la casi nula cantidad de operaciones en la industria automotriz, en el marco de las restricciones que trajo la pandemia.

En cuanto a la inversión en equipos importados, en el informe se resaltó que la recesión ya acumula dos años, en sintonía con lo que ocurre en el conjunto de la industria manufacturera.

Por otro lado, se aclaró que las importaciones de bienes de capital presentaron un fuerte descenso pero menos de lo esperado en comparación con la inversión nacional.

"El descenso tiene órdenes de magnitud muy elevadas, con lo cual se debe seguir con detalle el impacto que tendrá en la actividad futura", advirtieron desde el ITE.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario