Dos tercios de la industria no operó con normalidad en abril por Covid-19 pero no hubo escasez de insumos

Economía

Según una encuesta realizada por INDEC para reflejar cómo afectó la pandemia a la industria, apenas el 33,2% de los locales pudieron funcionar sin alteraciones. Sin embargo, solo el 15% sostuvo que la falta de insumos fue relevante en la caída observada en el mes.

De acuerdo a la Encuesta Cualitativa de la Industria Manufacturera difundida por el INDEC este viernes, dos tercios de la industria no operó con normalidad en abril a raíz de la paralización económica para prevenir los contagios de Covid-19, aunque la mayoría de los locales aseguró que la falta de insumos no fue un problema mayor durante este período.

Según los datos obtenidos en el relevamiento realizado por la entidad conducida por Marco Lavagna, apenas el 33,2% de los locales manufactureros pudieron funcionar sin alteraciones respecto a meses previos. Mientras tanto, el 39,7% afirmó que pudo operar parcialmente y el 27% restante dijo haber estado sin actividad productiva.

INDUSTRIA EN ABRIL INDEC.JPG
Fuente: INDEC

Fuente: INDEC

A nivel sectorial, el único rubro que presentó un elevado porcentaje de normal funcionamiento fue el de Alimentos, bebidas y tabaco, ya que el 76,4% respondió no haber sufrido modificaciones por la pandemia de coronavirus.

Paralelamente, sectores como el de Refinación del petróleo, químicos, productos de caucho y plástico, y el de Madera, papel, edición e impresión tuvieron, en la mayoría de los casos, un nivel parcial de actividad.

Por el contrario, el rubro de Automotores y otros equipos de transporte fue el que más sufrió las consecuencias del aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno. Esto se reflejó en el 72,1% de los locales que no produjo absolutamente nada durante el cuarto mes de 2020. Otros dos sectores que registraron un alto índice de empresas sin fabricación fueron el de Textiles, prendas de vestir y calzado, y el de Minerales no metálicos, con cifras del 58,1% y del 50%, respectivamente.

Cabe recordar que, este jueves, el instituto oficial de estadísticas públicas dio a conocer el Índice de Producción Industrial (IPI) de abril, que mostró un derrumbe interanual del 33,5%, uno de los peores de la historia.

De manera previsible, los locales que tuvieron cierto nivel de producción respondieron que el problema que más los afectó fue la disminución de la demanda producto del aislamiento. Sin embargo, aclararon que la provisión de insumos, tanto nacionales como importados, no llegó a significar un inconveniente importante en el mes.

Solo el 14,6% de las empresas encuestadas respondió que la importancia de la falta de insumos importados en la caída de la producción fue elevada. En el mismo sentido, apenas el 15,3% aseveró que la escasez de insumos nacionales fue relevante en la caída observada en abril.

El rubro que, relativamente, más sufrió el menor acceso a los insumos provenientes del exterior fue el de Otros equipos, aparatos e instrumentos. En cuanto a los insumos locales, el sector de Productos de metal, maquinaria y equipo fue el más perjudicado.

insumos industria INDEC.JPG
Fuente: INDEC

Fuente: INDEC

Respecto a la baja de la demanda interna por la pandemia, los segmentos más afectados fueron los de Muebles, Minerales no metálicos, Automotores y Textiles. En todos estos casos, más del 60% de los locales aseguró que este factor tuvo alta influencia en los muy bajos números del mes.

INDEC llevó a cabo esta encuesta de manera excepcional producto de que la cuarentena generó evidentes distorsiones en el funcionamiento general de la economía. De esta manera, con los datos recolectados se obtiene un panorama más claro respecto a cómo impacta el aislamiento en cada sector de la industria manufacturera.

En cuanta las perspectivas a futuro para la industria, en la consultora Orlando Ferreres dijeron en su último informe del sector que en abril se alcanzó el punto más crítico de la crisis y dejaron lugar para cierto optimismo al destacar que, durante mayo, las restricciones en varias ramas fueron flexibilizadas y sectores que detuvieron su producción durante abril reactivaron sus plantas.

Por el contrario, en la fundación FIEL fueron mas escépticos hace algunos días; sostuvieron que el deterioro de las expectativas de crecimiento y la confianza en la industria de Brasil no ayuda a alimentar las esperanzas en una recuperación a nivel local y que "la presente recesión industrial resultará la más larga de los últimos 40 años".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario