Domenech: "Las inversiones registran un atraso muy importante"

Economía

El presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas analizó la realidad del sector y las dificultades que enfrenta para crecer.

“La imprevisibilidad, que altera todo proyecto, la macroeconomía que posterga inversiones y la falta de líneas de crédito para inversiones, fundamentales para aumentar la productividad y el crecimiento” son las dificultades que enfrenta la producción avícola para su crecimiento. Así lo señaló Roberto J. Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, entidad que agrupa a los productores argentinos de carne de aves, en un reportaje concedido a Ámbito.

El directivo precisó que el consumo de pollo viene creciendo desde 2003: “hoy se siguen consumiendo 115 kilogramos de carnes por habitante, pero ahora son 48 de bovina, 48 de pollo, 17 de cerdo y otras”. Para Domenech los precios han sido determinantes para esta dosificación ya que “el pollo es la carne más económica en todos sus cortes y presentaciones”.

Periodista: ¿Cómo les afectó la pandemia?

Roberto Domenech: La pandemia nos afectó y afecta principalmente en lo laboral, con licencias especiales, enfermos de covid y licencias por contacto cercano. Ausentismos entre el 14% y el 21% del personal. Hay un costo adicional por reformulación del transporte y la operatoria.

P.: ¿Tienen dificultades para conseguir personal? ¿Cuáles son las causas?

R.D.: En general sí, las causas son varias. Principalmente falta de experiencia, y condiciones preocupacionales.

P.: ¿El consumo per cápita se ubica en 43,9 kilos por habitante?

R.D.: El consumo de 2020 se situó en 48 kg por habitante por año, la información de 43/44kg surge de tomar solamente la faena de SENASA, nosotros proyectamos el 100% de la producción que surge del registro de las reproductoras existentes (la fuente es Renavi del Ministerio de Agricultura).

P.: ¿La suba del precio de la carne vacuna provocó un aumento del consumo avícola?

R.D.: El consumo de pollo viene creciendo como todos los años desde 2003 (cuando era de 20 kilos por año) y aumentando la productividad y eficiencia que se traduce en menores costos y menor precio al consumidor. El aumento de la carne bovina marca una diferencia mayor y lleva al consumidor a diversificar la demanda. Hoy se siguen consumiendo 115 kilogramos de carnes por habitante, pero ahora son 48 de bovina, 48 de pollo, 17 de cerdo y otras. Los precios han sido determinantes para esta dosificación.

P.: ¿Cómo está la situación del sector?

R.D.: El sector está estable con un crecimiento por debajo de lo proyectado en los últimos cuatro años y un atraso muy importante en inversiones, principalmente en el campo.

P.: ¿En cuánto se incrementaron los costos de producción del sector avícola?

R.D.: En términos generales los índices de inflación nos alcanzan a todos los sectores, en nuestro caso se incorporan los aumentos de los commodities internacionales (maíz, soja) que han superado los índices de inflación.

P.: ¿Cuánto aumentaron los precios del pollo el año pasado y en lo que va del presente?

R.D.: El precio del pollo ha tenido escalones producto de distintos aumentos de los que somos consumidores intensivos, así entre enero y agosto de 2020 el precio subió el 28% en el año subió el 36%. Entre enero y mayo subió el 22%. Como referencia entre septiembre y febrero la soja subió 47% y el maíz 49%. El pollo es la carne más económica en todos sus cortes y presentaciones, muy lejos de cualquier otra.

P.: ¿Siguen bajo el régimen de precios cuidados?

R.D.: Si el pollo entero congelado aditivado con menudos sigue bajo el régimen de precios cuidados.

P.: ¿El pollo integrará la canasta de productos de precios congelados por 180 días que está armando la Secretaria de Comercio?

R.D.: No vemos la posibilidad de integrar la canasta de precios congelados.

P.: ¿Han disminuido las importaciones avícolas?

R.D.: Las importaciones avícolas no son significantes, nuestros precios internos son tan competitivos y el abastecimiento fluido que no motivan a la importación.

P.: ¿Cuánto se ha incrementado la exportación avícola?

R.D.: La exportación representa el 11% de la producción total aproximadamente 250 mil toneladas, lamentablemente se mueve al compás de nuestra macroeconomía. El objetivo es llegar al 15% en el 2025.

P.: ¿Quiénes son los principales países a los cuales se exporta? ¿Se han ganado nuevos mercados?

R.D.: Operamos en 2020, en 65 países. Entre los principales destinos esta China, Unión Europea, Chile, Sudáfrica, Arabia Saudita, Catar, Emiratos Árabes, Cuba, Perú, Vietnam, Singapur y otros.

P.: ¿Aumentó la exportación de productos con más valor agregado?

R.D.: La exportación se basa en producto in natura, el mercado de elaborados es chico y si bien el consumo crece, la elaboración de los mismos es interna en los países.

P.: ¿Cuáles son los principales obstáculos para el desarrollo de la actividad?

R.D.: Mas que obstáculos, yo diría dificultades y son la imprevisibilidad, que altera todo proyecto, la macroeconomía que posterga inversiones y la falta de líneas de crédito para inversiones, fundamentales para aumentar la productividad y el crecimiento.

P.: ¿Cuáles son las ventajas?

R.D.: Las ventajas siguen siendo las oportunidades tanto en el mercado interno cono en el internacional, el pollo es parte de una alimentación saludable, y así lo entiende la gente en Argentina y en el mundo.

Dejá tu comentario