Italia contra el G-13

Economía

Toyako (EFE, ANSA) - El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se mostró a favor de expandir el G-8 para incluir en sus cumbres a las naciones emergentes, entre ellas Brasil y México. Sin embargo, su par italiano, Silvio Berlusconi, se manifestó contrario a la propuesta.

En una entrevista publicada ayer por el diario japonés «Yomiuri», Sarkozy señala que el Grupo de los Ocho debería promover el diálogo con las naciones emergentes del G-5, que está integrado por China, la India, Sudáfrica, México y Brasil. El mandatario indicó que el G-8 precisa expandirse para demostrar que toma decisiones «con justicia», en referencia a la creciente relevancia de los países emergentes en el mundo. «Hay que sacar un día entero al menos para hablar con los países emergentes en la cumbre», indicó Sarkozy, que defiende desde hace tiempo que el G-8 se convierta en el G-13.

Los líderes del G-5 participan por quinto año en la cumbre del G-8 que se inició ayer en Toyako, en la isla de Hokkaido, aunque lo harán en calidad de invitados.

Por su parte, Berlusconi afirmó que «estoy convencido» de que hay que mantener la fórmula actual, que según dijo reúne a « Occidente». Agregó que es igualmente «justo hacer reuniones regulares ampliadas a esos cinco países».

«Examinaremos» la propuesta de Sarkozy, «pero pienso que la mayoría quiere mantener esta fórmula del G-8 que posee la ventaja de no tener un número de presencias excesivas.

Dejá tu comentario