La Fed reconoció perspectivas económicas débiles para EEUU

Economía

Las perspectivas económicas más débiles llevaron a la Reserva Federal de Estados Unidos, que preside Ben Bernanke, a considerar opciones aún más drásticas para estimular a la economía antes de decidir la compra de bonos por 600.000 millones de dólares.

Según las minutas de la última reunión de política monetaria conocidas el martes, que mostraron un decidido pero dividido banco central, los funcionarios de la Fed revisaron bruscamente a la baja sus pronósticos de crecimiento económico del próximo año, y estimaron un desempleo en niveles significativamente más altos de lo que previeron en junio.

La mayoría de los participantes del Comité Federal de Mercado Abierto, el brazo que fija las políticas de la Fed, respaldó el plan de elevar las compras de activos en un intento por rebajar las tasas de interés de largo plazo y tratar de apuntalar a la actividad económica.

La economía estadounidense creció en un 2,5 por ciento en el tercer trimestre, según informó el Departamento de Comercio el martes, algo más que la estimación anterior de un 2 por ciento, pero aún no lo suficiente como para acotar la tasa de desempleo del 9,6 por ciento.

Evaluando el futuro, las estimaciones de los funcionarios de la Fed para la expansión en el 2011 van desde un 3 a un 3,6 por ciento, una baja considerable desde las estimaciones de junio de un 3,5 a un 4,2 por ciento.

El desempleo seguirá cerca del 9 por ciento por buena parte del próximo año, y todavía podría estar sobre un 8 por ciento a fines del 2012.

Los funcionarios estimaron que la tasa de desempleo aún se mantendría cerca de un elevado 7 por ciento en el 2013.

Para el presidente Barack Obama, quien se presentaría a la reelección en el 2012, los pronósticos sombríos representan noticias inoportunas.

Las minutas de la Fed describieron la medida de noviembre como parte de una política de seguridad contra la amenaza de una mayor desinflación, y un potencial e incluso corrosivo brote deflacionario.

Sin embargo, el reporte ofreció pocos datos sobre lo que podría llevar a la Fed a extender o acortar su plan de compra.

Dejá tu comentario