Lección de Colombia: produce más

Economía

Bogotá (Reuters) - El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, planteó ayer medidas para controlar la inflación, luego de que el aumento de los precios al consumidor en mayo superara las previsiones del gobierno y del mercado.

En ese sentido, Uribe propuso una mayor producción de alimentos y el aumento temporal de las reservas que deben tener los bancos, aunque pidió no subir las tasas de interés para no frenar el impulso de la economía, que en 2007 mostró su mayor expansión en tres décadas.

La propuesta llega luego de que aumentaran las expectativas de una inminente alza en las tasas de interés del Banco Central, dado que la inflación se aceleró en mayo a 0,93%, desde 0,30% del mismo mes de 2007, presionada por los precios de los alimentos.

«Si vemos que la manera de combatir esta inflación es producir alimentos, entonces no frenemos la producción con altas tasas de interés», dijo Uribe en una entrevista a la radio privada Caracol.

  • Presión

    Pero analistas no vieron con buena cara las propuestas lanzadas por el mandatario, ya que las consideran una presión indebida sobre la entidad monetaria. «La presión política recurrente sobre el Banco Central es desafortunada desde el punto de vista institucional y también injustificable desde un punto de vista económico», indicó Goldman Sachs en un comentario.

    «La presión sobre el peso deriva más de los flujos de inversión extranjera que del comercio, y son en gran medida inelásticos a los diferenciales del tipo de interés», agregó.

    Un aumento en las reservas de los bancos, conocidas como encajes, reduciría la disponibilidad de crédito en la economía, sin aumentar las tasas de interés.

    Esta última posibilidad, rechazada por Uribe y los empresarios, estimularía la llegada de capital extranjero, presionando una mayor apreciación del peso, cuya cotización ronda máximos en casi nueve años, agravando la situación de los exportadores.

    El Banco Central elevó en 375 puntos básicos desde abril de 2006 su principal tasa de interés, a $ 9,75, en medio de crecientes expectativas de que no pueda cumplir con la meta de inflación de entre 3,5% y 4,5% este año.
  • Dejá tu comentario