"Los autos están todavía 30% más baratos que en Brasil"

Economía

Pese al enfriamiento de la economía, el sector automotor se resiste a desacelerarse, especialmente en el segmento de los vehículos usados. Así lo explicó el titular de la Cámara del Comercio Automotor, Alberto Príncipe, quien aseguró que para la gente la compra de un auto es un reaseguro contra la inflación.

Periodista: ¿Qué lectura hace de estos primeros cuatro meses del año, donde la demanda de autos usados sigue creciendo sin pausa?

Alberto Príncipe: Si en 2007 se comercializaron en todo el país 1.400.000 vehículos usados, por qué no pensar que 2008 seguirá con un crecimiento sostenido, del orden de 10%, lo que significaría llegar a fin de año con un volumen de 1.540.000 unidades vendidas. Esta pregunta nos hacíamos a principios de año, cuando comenzábamos con las primeras estimaciones de cifras. Pero la realidad palpable del día a día nos está demostrando que, en principio, en los primeros cuatro meses del año, esa tendencia va creciendo.

  • Jugadores

    P.: ¿Cuáles son los factores que a su entender contribuyen a lograr estas ventas?

    A.P.: Se están incorporando otros jugadores dentro de la comercialización de los vehículos. Estábamos muy atrasados con respecto a la financiación. Hoy se están usando los créditos personales; no sabemos en qué proporción porque no tenemos los índices para medirlos porque no pasa por nuestros negocios ese tipo de crédito, pero una gran porción de esos sabemos que está dedicada a este rubro.

    P.: ¿En qué momento se va a encontrar un techo?

    A.P.: Este mercado no va a estar saturado hasta que tengamos un parque automotor relativamente joven. Tenemos un parque promedio con una vejez de 10 a 12 años, cuando en los países productores del mundo, tienen autos con una vejez de 4 a 5 años de uso. O sea, hasta que lleguemos a esa coyuntura yo creo que todavía el mercado da para seguir creciendo.

    P.: Dentro de este crecimiento, ¿puede influir que la gente que tiene ahorros los vuelque a la compra de un auto para cubrirse de la inflación?

    A.P.: Los autos 0 km en la Argentina se venden 20% o 30% más barato que en Brasil. Pero, si la gente supone que se va a profundizar el proceso inflacionario, indudablemente siempre ha convenido, aquellos que no puedan hacer una inversión mayor, hacerla en un automóvil para mantener el poder adquisitivo de su dinero.

    P.: ¿Cómo se explica que después de más de dos meses de paro del campo, en las provincias hayan crecido en ventas de autos usados 10%?

    A.P.: Yo creo que la crisis del campo afectó a productos que están directamente relacionados con la explotación agropecuaria: maquinarias, insumos, fertilizantes, productos veterinarios, cosas que hacen a la actividad en sí, eso sí puede haber sufrido una baja en su crecimiento, pero las cosas referidas a otro tipo de mercado como el nuestro, el automóvil, sigue siendo una necesidad en el interior como en la capital. Todavía hay espacio para crecer, porque hay mucha gente que está en el interior con la posibilidad de tener un auto.

    P.: ¿Sigue creciendo la ventaclandestina de autos usados?

    A.P.: Las ventas en el circuito-negro provocaron múltiples perjuicios a quienes se involucraron ante operaciones llamativas o de ocasión. Las operaciones en la vía pública a través de los tachitos, las intentadas a través de teléfonos celulares o en bares, residencias lujosas y similares, han concluido en graves estafas. Allí abundan los automotores mellizos, trillizos, las verificaciones falsificadas, la documentación adulterada y libre deudas inexistentes.
  • Dejá tu comentario