Los mercados que más siguen los argentinos

Economía

Japón

La Bolsa de Tokio concluyó la semana pasada con una jornada en la que logró finalizar en alza luego de cuatro ruedas consecutivas en descenso. Así, el índice Nikkei cosechó una ganancia de 0,51% hasta ubicarse en los 9.611 enteros. El recinto nipón abrió con una marcada alza impulsado por los avances en las acciones de compañías tecnológicas y las automotrices. Estos sectores, orientados a la exportación, se vieron beneficiados de la depreciación que sufrió el yen frente al dólar. Sin embargo, con el correr de las horas esta tendencia alcista perdió fuerza y fue parcialmente contrarrestada cuando se evidenció una moderada toma de ganancias entre los operadores. Además de las compañías exportadoras, subieron la firmas del sector minero y de la construcción. En la vereda de enfrente, las empresas de transporte, las de aceite y carbón y las compañías aéreas experimentaron pérdidas.

Londres

La Bolsa de Londres cerró el viernes con una marcada baja arrastrada por la caída de los mercados en Wall Street, la plaza de referencia. El índice FTSE 100 se contrajo 58,6 puntos, equivalente a 1,41%, y finalizó en las 4.098,4 unidades. El pobre desempeño que mostraron en la apertura las Bolsas de Nueva York generó pesimismo en los operadores británicos que optaron por desarmar posiciones en acciones. Los inversores no acogieron bien los datos de empleo en Estados Unidos, que el pasado julio cayó dos décimas, hasta 6,2%. En este contexto, el principal perdedor de la sesión resultó el banco Lloyds, cuyas acciones bajaron 24 peniques, hasta los 459, pese a anunciar que sus beneficios antes de impuestos crecieron 5% en la primera mitad del año. Este descenso tuvo eco en los papeles de otras entidades financieras como Barclays y Royal Bank of Scotland que también terminaron la jornada en terreno negativo.

San Pablo

El problema, o mejor dicho lo que inquieta, no es la caída del precio de las acciones, que retrocediendo 4,51% en su segunda semana consecutiva de baja, todavía están por encima de los valores de principios de mayo sino la fuerte depreciación que tuvo el real. Tan fuerte que 4,81% cedido en estos cinco días por la moneda, sólo es comparable a lo que se caía en octubre del año pasado, cuando cundía el temor de que Lula Da Silva se hiciera de la presidencia. Que las cosas no están fáciles, lo demuestra 3,26% que perdió el Bovespa en la última sesión al cerrar en 13.129,81 puntos (lo que no es bueno para la primera rueda de un mes), pero por encima de todas las cosas el desplome del riesgo-país que ya supera los 826 puntos. Sin dudas que podemos citar un sinnúmero de datos «optimistas», pero es claro que el mercado financiero está mirando hacia otro lado y lo mejor es no discutirle...

Chile

Dejando de lado lo ocurrido del otro lado de los Andes y concentrándonos en los mercados «serios», la Bolsa local ha sido sin dudas la de mejor evolución en lo que va del año, acumulando hasta ahora una suba de 33,35%. Otro factor que contribuye a «coronar» las acciones santiaguinas es la poca variabilidad del peso que apenas está 1,45% por encima de donde comenzó el año, denotando por encima de cualquier cosa, un elevado grado de estabilidad macroeconómica. Tal vez lo mejor de la suba lograda por las acciones sea que hasta aquí fue todo muy mesurado. De hecho, a pesar de marcar múltiples nuevos máximos anuales durante los últimos cinco días (el viernes el IPSA trepó 0,92% para quedar en 13.333,51 puntos), el resultado final fue de una modesta mejora de 2,43%. Otro dato que apunta a favor de la fortaleza de la actual suba es el volumen negociado, que el viernes superó los u$s 36,5 millones.

México

Tal vez lo mejor de lo ocurrido en los últimos cinco días, sea que «por fin» las acciones aztecas superaron a las brasileñas, y con un margen relativamente razonable de casi 3 puntos porcentuales. Curiosamente en la semana el IPC perdió 0,4%, pero como la Bolsa de San Pablo tuvo una merma más significativa, ahí tenemos la respuesta del intríngulis. ¿De qué sirve esto de ganarles a los paulistas? Más que nada el premio viene dado por el lado de la mayor visibilidad y la demostración de que a pesar de ser un mercado «más maduro» el local mantiene un potencial de ganancias tanto o mejor que el de otros países latinos. De hecho la misma estabilidad del peso que apenas ha retrocedido 1,48% frente al dólar a lo largo del año, fortalece esta idea. Igual es bueno tener en mente que el resultado semanal dependió primordialmente de lo ocurrido el viernes cuando el IPC bajo 0,47% a 7.320,41 puntos.

Dejá tu comentario