Los nuevos bonos ganan liquidez y el dólar liqui sube y supera los $130

Economía

En el segmento informal, el blue subió $1, luego de estar pausado durante cuatro ruedas. El Banco Central pudo comprar unos u$s40 millones.

Luego de tres semanas en las que los dólares financieros se movieron de manera atípica por falta de instrumentos, ayer se habilitó la posibilidad de negociar los bonos ley local con mayor liquidez. Esto facilitó la operatoria contra billetes estadounidenses en Argentina. Y la vuelta a la “normalidad” no trajo buenas noticias para la brecha cambiaria: el contado con liquidación (CCL) subió $3,94 y cerró en $130,30. No obstante, el MEP sí bajó (1,6%) y se colocó en $123,21. El dólar mayorista, en tanto, terminó en $75,12, con un salto de 21 centavos. Hoy la brecha con el CCL se ubica en 73,46%.

Por su parte, el dólar minorista avanzó 8 centavos y se situó en $79,24, mientras que su correlato, el dólar turista (con el 30% de impuesto PAIS), cerró en $103,01, tras estirarse diez centavos respecto de su cotización anterior. Mientras, el blue se despertó luego de estar planchado durante cuatro ruedas: subió $1 y finalizó en $132.

El dato positivo de la jornada es que el Banco Central pudo robustecer un poco sus reservas brutas: terminaron en u$s42.501 millones, por lo que superan en u$s47 millones el valor que tenían la semana pasada. Al cierre del mercado, el operador de cambios de PR Gustavo Quintana había señalado: “Fuentes privadas estimaron que la autoridad monetaria se alzó hoy con poco más de u$s40 millones por su actividad en el mercado”.

Las reservas del Central son hoy una de las principales preocupaciones, tanto del Gobierno como del mercado. Consultoras privadas calculan que las netas están por debajo de los u$s8.000 millones, las netas líquidas (es decir, sin contar el oro), por debajo de los u$s4.000 millones y esta situación se agrava un poco entre quienes dudan si es correcto contabilizar en este segmento los Derechos Especiales de Giro del FMI, ya que excluir estos últimos colocaría las tenencias en la zona de los u$s1.300 millones.

Por otra parte, los rumores de desdoblamiento cambiario que circularon en los últimos días preocuparon particularmente a un sector que venía creciendo a pasos agigantados durante 2020: el de los fondos comunes de inversión dólar linked. Un informe reciente de GMA Capital indicó: “El hecho de que en las mesas y en los medios la palabra desdoblamiento empezara a ganar relevancia fue una pésima noticia para los FCI dólar linked, acaso las vedettes de los últimos meses dentro de la industria de fondos. La formalización de un tipo de cambio comercial y otro financiero retrasaría el catalizador que todo inversor del producto atado al dólar espera: un salto cambiario para que la brecha con el valor libre se achique. Sin esa expectativa de devaluación en el horizonte más cercano, estos FCI recibieron un duro golpe en las últimas cuatro ruedas, con rescates de $5.241 millones. Si bien el tropiezo equivale sólo al 4% del patrimonio administrado, la cifra en valor absoluto es la mayor desde principios de mayo”.

El documento de GMA consigna: “El impacto reciente frenó la avasallante tendencia de este segmento, que era alimentado por el fervor de emisiones corporativas atadas al oficial (u$s1.060 millones emitidos desde mayo). A mediados de mayo, el patrimonio administrado del segmento no superaba los u$s200 millones al tipo de cambio oficial (el 1% de la industria). Al jueves 10 de septiembre, alcanzaba u$s1.544 millones (6,8% del universo de FCI). En lo que va del año, la familia de FCI - dólar linked se multiplicó por 8 en pesos”.

No obstante, desde el broker Invertir en Bolsa emitieron un comunicado en el cual buscan despejar las dudas de los inversores sobre el daño que puede llegar a causar un eventual desdoblamiento. En principio aclaran que asignan “baja probabilidad a la implementación de un sistema cambiario dual”. Luego, explican. “Los inversores que tienen el objetivo de cubrirse de los movimientos del tipo de cambio no deberían modificar su convicción en la bondad del instrumento FCI dólar linked como alternativa o complemento del dólar. La duda podría instalarse en los inversores arbitrajistas de tasas (aquellos que consideran que el BCRA se verá en la necesidad de acelerar el ritmo de flotación administrada para cerrar la brecha con el CCL). Esto se debe a que, en un hipotético escenario de desdoblamiento, estos fondos quedarían probablemente asociados al tipo de cambio comercial”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario