Marsans compra 22 Airbus 330-200 (seis serán para Aerolíneas)

Economía

Los accionistas que controlan Aerolíneas Argentinas, o sea el español Grupo Marsans, anunció ayer el alquiler con opción de compra («leasing») de seis Airbus 330-200 destinados a la línea de bandera, y como parte de una operación de hasta 22 aeronaves de ese modelo. El resto de estos aviones de largo alcance irán a engrosar la flota de Air Comet, la otra aérea controlada por el grupo de Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán. La incorporación de estos seis aviones había sido anunciada a fines del año pasado, como parte de un plan de renovación de la flota de Aerolíneas Argentinas y -sobre todo- de reconversión de la misma casi totalmente a la europea Airbus, dejando de lado la preferencia por la estadounidense Boeing de Antonio Mata, el anterior «uno» de la aérea.

Los Airbus 330-200, aeronaves de largo alcance, bimotores y con capacidad para 280 pasajeros (según la configuración acordada por las partes) llegarían en 2009 y reemplazarán a los viejos pero nobles Boeing 747-200, cuya operación se ha convertido en antieconómica: son cuatrimotores y su tecnología (sobre todo en lo que hace a consumo de combustible) los pone en clara desventaja respecto de modelos más nuevos.

La operación anunciada ayer confirma un preacuerdo suscripto en julio entre Marsans y Airbus, durante la feria aérea de la británica Farnborough, y se descompone en dos tramos: un primero de 12 aeronaves y una opción por 10 más; el «leasor» que alquila los aparatos es Astra Worldwide International Leasing Limited, una subsidiaria de EADS, a su vez controlante de Airbus.

Asimismo, Marsans había firmado otro acuerdo para alquilar dos A340-300 (el mismo fuselaje del A-330, pero de cuatro motores y mayor alcance) que recibirá durante 2007.

En el comunicado distribuido ayer Pascual dice que «la operación confirma los pasos que está dando el Grupo Marsans para potenciar en particular, en la red de largo alcance. Esto encaja con nuestras operaciones y apoyará nuestro crecimiento en Latinoamérica».

S.D.

Dejá tu comentario