Guzmán: "Ahora son los acreedores los que deben decidir"

Economía

El titular de la cartera de Economía, presente en un panel organizado por la Universidad de Oxford, le habló a los bonistas a quienes les dijo que "no le estamos pidiendo que pierdan, sino que ganen menos". En las últimas horas, Argentina dio a conocer la última oferta de renegociación de deuda.

“No le estamos pidiendo a los acreedores que pierdan, sino que ganen menos. La quita de capital que propone Argentina es prácticamente cero” afirmó el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el marco del panel “Economía de la inclusión en el mundo del Coronavirus: políticas para una recuperación sostenible”, organizado por la Universidad de Oxford.

Ante la consulta sobre si mantiene los dedos cruzados esperando la respuesta de los bonistas, Guzmán respondió que sí y que “hicimos una oferta y ahora es el tiempo en que los acreedores deben decidir”. Adelantó que “vamos a seguir trabajando tratar de persuadirlos y que todos los acreedores se suban al acuerdo”.

El Ministro sostuvo que “hemos hecho una oferta inicial en línea con las evaluaciones del FMI, en la que una serie de acreedores aceptaron pero otros no, así que continuamos con las negociaciones”. “El grupo Ad-Hoc de acreedores no aceptó la oferta y tendrán tiempo para decidir qué hacer, pero la reacción inicial de una serie de acreedores fue positiva”, añadió.

Defendiendo la posición Gobierno, Guzmán sostuvo que “Argentina esta primera junto con Ecuador en probar esto. Argentina no busca innovar, sino que busca resolver sus problemas. No podemos deshacer el progreso que se ha logrado respecto del lenguaje utilizado en los contratos de deuda” y recordó que el grupo Ad-Hoc pidió “que quitemos términos estándar que el mercado ha adoptado”.

Consideró que “la reestructuración de la deuda se basa en la presunción que lleva tiempo recuperar la confianza. Una reestructuración de la deuda llevada a cabo con éxito sería de gran ayuda, profundizaría el desarrollo del mercado de deuda”.

En otro tramo de su alocución señaló que “nuestra prioridad número uno va mucho más allá de la deuda y es la de proteger al pueblo argentino. Estamos trabajando para contener los efectos del coronavirus. Tener paciencia será importantísimo, tenemos que cuidarnos unos a otros y la agenda luego de la pandemia también será de vital importancia para Argentina”

Consultado sobre la situación económica que le ha tocado manejar, Guzmán señaló que el Covid 19 provocó “un shock sin precedentes que sucedió muy rápido y presentó riesgos que no se habían visto antes. Nosotros ya estábamos sufriendo una crisis macroeconómica, Argentina ya estaba atravesando una crisis y estamos trabajando para resolver esa crisis”. En tal sentido, reiteró que para el Gobierno argentino “la salud pública es nuestra prioridad número uno”.

Tras reconocer que para contener la propagación del virus fue necesario minimizar la circulación, circunstancia que “generó tensiones”, explicó que “necesitábamos proteger a las personas y a la capacidad de las empresas, su saber hacer, y proteger a los sectores vulnerables.

A continuación detallo las tres medidas que se implementaron: transferencias de efectivo, subsidios a la producción y al trabajo y reducciones impositivas para el sector privado, al tiempo que extendimos el subsidio por desempleo”. Destacó que estas medidas lograron contener el aumento de la pobreza y de la pobreza extrema como así también evitar despidos masivos.

Post pandemia

También dijo que el Gobierno se está preparando para el escenario post pandemia y precisó que “es importante mantener las finanzas públicas en orden” y consideró que “el Estado va a desempeñar un rol vital”. Asimismo, destacó la necesidad de desarrollar el mercado doméstico de capitales para poder canalizar la liquidez hacia activos en moneda local.

Reconoció que durante la pandemia, “Argentina no tuvo financiación externa y nos llevará tiempo recuperar el acceso a los mercados”.

Tras considerar que luego de la pandemia vendrán transformaciones estructurales, el ministro afirmó que “en lo que concierne a Argentina, la creación de conocimiento, energía, infraestructura y logística será fundamental. El Estado desempeñará un rol crucial para el mejoramiento de la productividad. El mundo necesitará mucha creatividad luego de la pandemia”.

El titular del Palacio de Hacienda compartió esta conversación virtual con Carmen Reinhart, economista jefe del Banco Mundial y con Gita Gopinath, Directora del Departamento de Estudios del Fondo Monetario Internacional.

Reinhart consideró que la pandemia provocó no sólo una crisis global, sino también efectos profundamente “regresivos” al afectar particularmente a los más vulnerables, generando un crecimiento explosivo de la pobreza.

Gopinath reiteró la recomendación del FMI en cuanto a que los países utilicen activamente los instrumentos fiscales para hacer frente a la crisis y coincidió en que “la prioridad debe ser la salud pública”.

El debate concluyó cuando se le preguntó a cada uno de los participantes su principal objetivo tras la pandemia. Reinhart fue concreta al señalar que se deberá trabajar en la recuperación y en lo personal dijo que extrañaba “salir a la calle a tomar un helado”. Gopinath planteó que será necesario analizar cuántos países requerirán asistencia y de qué manera. Para Guzmán lo principal es “proteger a los argentinos” y establecer las condiciones para volver a crecer, tras señalar – para sorpresa de los participantes- que el país hace más de 100 días que está en cuarentena.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario