"Medida costosa y sin sentido"

Economía

Los economistas consultados por este medio coinciden en que las recientes medidas tomadas por el gobierno para controlar el IPC son «costosas y sin sentido». Pero lo que más sorprende no es sólo cómo se contabilizaron los aumentos de las prepagas, sino también cómo se eliminó la estacionalidad del turismo en enero.

MIGUEL BEIN

El gobierno debe entender que se trata de transformar la realidad y no trastocarla. Es la diferencia entre populismo y progresismo. Para transformar la realidad, hay que entenderla; para entenderla, hay que estudiarla; y para estudiarla, hay que tener información confiable. El gobierno está a tiempo de enmendar esta extraordinaria torpeza que se cometió.

LUCIANO LASPINA

No es una buena medida, genera costos de reputación al índice y al propio gobierno. Veo dos cosas raras: por un lado, el gobierno optó por una jugada escandalosa, incorporando funcionarios técnicos para evitar que el IPC llegara a 1,9%. Por el otro, es muy difícilponer los números a mano en un organismo tan grande como el INDEC. Lo que me llama la atención es que el gobierno logró eliminar la estacionalidad del turismo en enero, aun cuando el mes fue tan bueno para la costa. Es sorprendente. Mientras que enero de 2006 frente a diciembre de 2005 crecía 16%, ahora lo hizo sólo 3,8%. Habría que preguntarle al gobierno cómo lo hizo. torpeza que se cometió.

ALDO ABRAM

Es una medida muy costosa y, en segundo lugar, inútil. Genera una situación de falta de credibilidad en los datos del INDEC y de otros organismos del Estado. Es malo porque los consultores hacemos análisis de proyectos de inversión sobre la base de los datos que difunde el INDEC. Como resultado, va a haber menores inversiones, menor producción, empleo y bienestar para todos los argentinos.

Además, la medida tiene poco sentido porque la inflación está determinada por la política del Banco Central y su programa monetario está hecho para llegar a un dígito. El BCRA está haciendo las cosas bien como para llegar a fin de año con 9%/9,9% de inflación, y no era necesaria la intervención. Si se hubiese contabilizado bien el tema de prepagas, se habría llegado a 1,6% en enero, pero no es tan terrible, porque los precios después se acomodan. Los datos del INDEC han sido siempre confiables, a diferencia de lo que dicen otros analistas.

Dejá tu comentario