Medidas para superar el 11/7

Economía

• Gobierno echa mano de todos los recursos para enfrentar anunciada ola de frío. Reza para que los pronósticos meteorológicos se equivoquen.
• Cerraron acuerdo de compra de electricidad a Paraguay; se suma a Brasil y el gas de Bolivia.
• Mantienen restricciones a empresas, pero no a residenciales ni a la iluminación en las calles.
• La crisis se siente menos en Capital que en el interior, donde los gobiernos piden poder de decisión para darles energía a las empresas.
• Temen que aumenten despidos y suspensiones aunque deban restringir algo a los domicilios.

«En primer lugar les quiero decir a los argentinos que acá no hay previstos ni cortes domiciliarios de energía, ni aumentos de tarifas, en esta instancia y en este tiempo», dijo ayer Néstor Kirchner. De esta forma, salió al cruce de versiones periodísticas que anticipaban un plan de la Secretaría de Energía para disponer cortes domiciliarios y aumentos de tarifas para hogares con consumos de 800 kw/h por bimestre.

Desde el atril del Salón Sur de Casa de Gobierno y ante la presencia del gobernador de Chubut, Mario Das Neves, Kirchner acusó a las empresas de actitudes extorsivas. Al respecto, sostuvo: «También es cierto que hay un lobby que hacen las empresas del sector, respecto del tema tarifario, para decir: es necesario subir la tarifa para que haya más gas. Acá, despacito señores, sin extorsiones, sin nada, produzcan, inviertan, cumplan con los compromisos que tienen e iremos valorizando los temas que correspondan», dejando abierta una puerta a un eventual aumento.

Reforzando esta ilusión (al menos en el sector empresario energético), Kirchner, en otra parte del discurso, afirmó que existen problemas de falta de energía en todo el mundo. « Fíjense los problemas que han tenido en Nueva York, Estados Unidos, las veces que han tenido que cortar con cortes programados por el tema del calor, los cortes programados que tiene España, Madrid; en Shanghai tienen 6 horas de corte por día.»

A continuación, los puntos salientes de su discurso:

  • Se dice que el país se transformó de exportador en importador de energía. Y me pregunto: ¿queremos que el país crezca, que haya trabajo, que las industrias se desarrollen, queremos batir la pobreza, la indigencia?

  • Entonces prefiero mucho más gastar todo lo que tenemos adentro de energía que no ventearla. Los pozos de gas en la Patagonia no se explotaban, no se podían transportar, producir y demás.   

  • Si nosotros consumimos todo lo que producimos y estamos importando como lo estamos haciendo hoy con el caso de Brasil o también con acuerdos que podemos tener con Paraguay y otros países, significa que la Argentina está creciendo a ritmo importante.

  • Tenemos que seguir invirtiendo en tratar de producir todo lo que podamos, pero no vamos a parar el país por no importar, y si nos sale un poco más caro, es porque cuando uno va comprando del exterior primero entra en la cadena de importación el agua, después la energía nuclear, después la del gas; hasta llegar a las energías que son más caras.

  • El Estado nacional está invirtiendo en obras de ampliación de energía. En obras troncales, 52,9 millones de metros cúbicos día, $ 16.900 millones. En energía eléctrica estamos invirtiendo cerca de 8.000 millones de líneas de 5.000, 500, 220 y 132 kilowats (5.517 kilómetros), $ 8.221 millones. En generación, estamos invirtiendo 8.272 megawats con una inversión de $ 23.429.348 y en transformación $ 488 millones.

  • Estos aportan $ 9.117.000 al Presupuesto Nacional, $ 27 millones en fideicomiso, financiamiento externo, $3.200.000, financiamiento a definir y $ 8 millones de inversión privada, lo que hace un total con las obras que estamos llevando adelante y que estamos empezando, de cerca de 50 mil millones de pesos, entre las que se han terminado, las que se están empezando a hacer y las que se van a licitar.

  • Van a ver una Argentina trabajando con esfuerzo, que va afrontando todos los desafíos. Fíjense los problemas que han tenido en Nueva York, las veces que han tenido que realizar cortes programados por el tema de calor. Otros ejemplos son Madrid y Shanghai.

  • Lo que estamos haciendo en la Argentina es un verdadero esfuerzo para mantener el crecimiento, la producción, la creación de empleo, el crecimiento industrial, el crecimientodel PBI, el crecimiento del ingreso per cápita, la baja de pobreza, el mejoramiento de la distribución del ingreso y terminando con las desigualdades.   

  • Lógicamente estamos invirtiendo. Cuando llegamos en 2003 la inversión en producción de energía, gas y demás, era nula.

  • También es cierto que hay un lobby que hacen las empresas del sector, respecto del tema tarifario, para decir: es necesario subir la tarifa para que haya más gas.

  • Acá, despacito señores, sin extorsiones, sin nada, produzcan, inviertan, cumplan con los compromisos que tienen e iremos valorizando los temas que correspondan. Hoy no hay por qué subir las tarifas, pero todos esos lobbies que aparecen a veces en los diarios, son impulsados por las compañías que aducen que la Secretaría de Energía no dijo nada.

    L.F.
  • Dejá tu comentario