3 de noviembre 2008 - 00:00

Octubre, el peor mes en 6 años para comercios

Octubre, el peor mes en 6 años para comercios
Las ventas minoristas cayeron 14,3% en octubre frente al mismo mes del año pasado, lo que lo convierte en el peor mes de los últimos seis años para el sector, según informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Las caídas más fuertes se registraron en los rubros de Calzados, Joyerías, Muebles del hogar e Indumentaria, mientras que las más leves se ubicaron en Artículos Deportivos, Alimentos y Bebidas y Muebles de Oficina.

La entidad comercial indicó en un comunicado que «la débil performance de octubre ya había quedado reflejada durante el Día de la Madre, cuando los niveles de ventas estuvieron lejos de lo esperado y dejaron en evidencia la parálisis que persiste en las decisiones de consumo de las familias».

Además, la CAME explicó que los consumidores hoy tienen «mucha precaución» a la hora de decidir sus compras y controlan más sus gastos con tarjetas.

«Tampoco ayuda la disponibilidad de crédito: las tasas aumentaron y la mayoría de los comercios chicos debió dejar de ofrecer las tres cuotas sin interés», agregó la entidad.

El análisis de la CAME asegura también que en los intentos por recuperar ventas, los negocios con mayor capacidad financiera continuaron ofreciendo planes de pagos y absorbiendo el costo financiero, pero aún así las ventas no repuntaron.

«No hubo ningún rubro que haya escapado a la tendencia bajista, que a diferencia de lo que sucedió hasta setiembre ya no es una característica de los comercios orientados a sectores de recursos bajos y medios, sino que en octubre se instaló también en los locales focalizados al segmento ABC1», explica el comunicado de la Confederación.

La incertidumbre por las consecuencias que provocará la crisis internacional en el crecimiento del país, el avance de la inflación -que redujo el poder adquisitivo de la población- y la percepción instalada en los consumidores sobre le valor alcista del dólar, son para la CAME las razones principales por las cuales el consumo se redujo.

Además, la situación es más grave en el interior del país, donde el estudio revela que hay ciudades donde los comercios están completamente paralizados y sufren el impacto de la demanda creciente de dólares que desincentiva la venta comercial.

Dejá tu comentario

Te puede interesar